Más de 20.000 personas han tenido que ser evacuadas este martes de Koblenz, lo que supone una quinta parte de la población local, para poder desactivar de forma segura una bomba de la Segunda Guerra Mundial encontrada en esta ciudad alemana.

Un portavoz del Gobierno de Koblenz ha explicado que todas las personas que se encontraban en el radio de un kilómetro desde el lugar del hallazgo han sido evacuadas, incluidas las que estaban en la prisión y en el hospital de la localidad germana.

La bomba aérea, de 500 kilos, se encontró el lunes durante las obras de construcción de una escuela infantil. “Registraremos la zona en busca de otros explosivos para que no tenga que haber una segunda evacuación”, ha indicado el portavoz.

Koblenz fue una de las ciudades alemanas más castigadas por los ataques aéreos de los Aliados. Los expertos calculan que todavía hay unas 250.000 bombas en el país que no han explotado.

Imprimir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.