Las consejerías de Seguridad Ciudadana y Medio Ambiente de Melilla han ordenado este martes el cierre de una playa de nueva creación tras descubrir la existencia de escorpiones al remover una piedra de grandes dimensiones en el acantilado que la rodea.

Según han informado a Europa Press fuentes de la Ciudad Autónoma, el hallazgo se ha registrado en la playa denominada ‘Horcas Coloradas’, creada hace unos pocos años con arena artificial sobre un acantilado, muy valorada por los melillenses al disponer de un agua de mayor calidad al de la mayoría de las playas de la ciudad autónoma.

El cierre se ha ejecutado después de que los operarios municipales que trabajan en la zona en tareas de limpieza descubrieron tres alacranes bajo una roca, lo que conllevó que avisaran a la Ciudad Autónoma, que, tras una inspección de responsables de las consejerías de Seguridad Ciudadana y Medio Ambiente, ha ordenado retirar la bandera verde que en ese momento ondeaba por la negra que, según han detallado, significa que “la playa es impracticable tanto en la arena como el mar”

Ello, han explicado las citadas fuentes, ha obligado a desalojar la playa de bañistas, labor que realizaron los propios socorristas contratados por la Ciudad, para que una empresa especializada en desinfección trabaje la zona para actuar contra estos arácnidos provistos de un par de apéndices en forma de pinza y una cola acabada en un aguijón provisto de veneno.

De momento, se desconoce cuando reabrirá al público la playa de ‘Horcas Coloradas’, algo que la Ciudad Autónoma anunciará a través del servicio del 112, que cada día publica el estado y las banderas de cada una de las playas de Melilla.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.