El pasado mes de julio la grave imprudencia de un ciclista agarrado a una furgoneta que circulaba a más de 100 km/hora por la autopista Palma-Llucmajor saltó a los principales medios de comunicación locales y nacionales.

Pero una imprudencia que se ha repetido hoy -como se puede observar en la imagen que nos ha remitido un lector y que, nos asegura, ha sido tomada este jueves en la misma vía, a la altura del aeropuerto-, lo que puede hacer pensar que podría tratarse de la misma persona.

La situación es idéntica a la mencionada en primer lugar; una imagen aberrante que muestra hasta qué punto se puede llegar a ser imprudente.

No se trata, hay que recordarlo, de que este individuo pueda perder él mismo la vida, sino que puede ocasionar que otros la pierdan pues el riesgo de que  pueda provocar un accidente es elevado.

En todo caso, un comportamiento que podría ser calificado por la vía penal como un delito contra la seguridad vial.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.