La Asociación para la Revitalización de los Centros Antiguos (ARCA) ha denunciado que, a pesar de la prohibición de Cort, “siguen circulando camiones de gran volumen en torno a Sant Jeroni”, un convento declarado como Bien de Interés Cultural (BIC).

Según ha informado en un comunicado, ARCA ha denunciado esta situación “tres veces en dos semanas” al departamento de Movilidad y al Instituto Municipal de Coordinación de Obras Viales (IMOV) debido a la circulación de dichos vehículos por las calles de la Porta de la Mar y el barrio de Calatrava.

En este sentido, la asociación ha remarcado que este miércoles un camión hormigonera, un vehículo que supera el peso y la longitud permitida para estas zonas, “volvía a circular incumpliendo las prohibiciones”.

Así, ARCA ha recordado que pese a que el Ayuntamiento de Palma “prohíba el tránsito de estos camiones”, debe actuar con “más contundencia contra los infractores y un mayor control público sobre la circulación”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.