Parece una nave espacial y de última generación. Esta mañana, el «Adastra», el lujoso tricatamarán del multimillonario Anto Marden, ha dejado con la boca abierta a los afortunados que han podido verlo navegar en la bahía de Pollença.

El barco, valorado en más de once millones de euros, se encuentra en aguas Baleares después de haber dado la vuelta al mundo, que comenzó en octubre de 2015. Su estructura está hecho completamente en fibra de carbono y cuenta con un casco exterior de vidrio y espuma de kevlar. Su naviera, McConaghy Boats, tardó más de cinco años en terminar su obra. Su coste, astronómico, once millones de euros.

Un barco único en el mundo que equilibra perfectamente la alta velocidad con la comodidad y el confort propios de lujo. Tiene capacidad para quince personas y todos los camarotes cuentan con sauna y jacuzzi; por si fuera poco en un lugar en el que siempre se está rodeado de mar.

4 Comentarios

  1. Una cosa es hacer fallos de ortografía y otra cosa es inventarse palabras. Tricatamaran no existe. Catamarán o trimaran.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.