La Guardia Civil ha realizado un operativo para la detección de ropa deportiva de marca falsificada. En este, se han realizado inspecciones en comercios de Sa Coma y Cala Bona y se ha investigado a cinco personas, como presuntos autores de delitos contra la propiedad industrial.

Estas inspecciones se llevaron a cabo por la Patrulla Fiscal y Fronteras de la Guardia Civil de Porto Cristo, junto con un perito de conocidas marcas deportivas y de clubs de fútbol de primera división, que se trasladó desde Barcelona hasta la Mallorca.

Como resultado de los registro se han intervenido 2.295 efectos falsificados, la mayoría prendas deportivas, que hubiesen supuesto unas pérdidas para las marcas de unos 100.000 euros, y una estafa para los consumidores de dicho material al carecer de la calidad del original.

Además, se intervinieron 1.150 juguetes tipo ‘Fidger Spinner’, los cuales suponían un riesgo para el consumidor, al no presentar etiquetado, advertencias de uso, marcado CE, entre otras carencias. También se intervinieron cinco dispositivos láser de clase III, que está prohibido que se vendan por ser considerados peligrosos para la aviación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.