Aprovechando que el 17 de mayo es el día internacional de Internet, la Policía Nacional pone en marcha la campaña “La seguridad menores en Internet”. Durante cuatro semanas se explicará qué es el Grooming, el ciberacoso, sexting y la suplantación de la identidad, siendo todos ellos conceptos de gran importancia para que los menores y sus familias gestionen de una forma saludable las aplicaciones tecnológicas de sus dispositivos. En estas sesiones se darán consejos y medidas de seguridad para evitar que los menores sean víctimas o autores de hechos delictivos.

La Policía Nacional y su Programa Ciberexperto (puesto en marcha con el apoyo de Telefónica y la colaboración de la Fundación Cibervoluntarios) quiere acercar a lo largo de cuatro semanas, algunos de los peligros y riesgos que pueden sufrir los menores con las redes sociales o cualquier otra aplicación tecnológica si no hacen un uso responsable y seguro de las mismas. A lo largo de cada una de las semanas, se irán explicando, dando consejos y medidas de seguridad para evitar que los menores puedan ser víctimas o autores de hechos delictivos.

[adrotate banner=”188″]

Además se darán algunas pautas para que las familias puedan enseñar y formar a sus hijos desde las edades más tempranas, siendo vital su implicación y su acompañamiento para que los menores siempre estén protegidos ante cualquier amenaza que les pueda llegar por la red.

Con la puesta en marcha del Programa Ciberexperto para los alumnos de 6º de Primaria y las charlas del Plan Director sobre los Riesgos de Internet y las Nuevas Tecnologías, se está formando a cientos de jóvenes y sus familias en el uso responsable de red, previniendo con ello conductas que pueden derivar en problemas de gravedad para muchos de los usuarios.

Con esta iniciativa, la Policía Nacional pretende llegar a toda la sociedad con el fin de que todas las personas se conciencien de la importancia de hacer un buen uso de la tecnología para disfrutar al máximo de la misma sin tener problemas o ser víctimas de ciberdelincuentes.

Para solicitar la puesta en marcha del Programa Ciberexperto o las charlas del Plan Director, en el correo electrónico [email protected], la Delegación de Participación Ciudadana de la Policía Nacional atenderá sus peticiones.

 

GROOMING

Es un conjunto de técnicas de engaño que utiliza un adulto para conseguir la confianza de un menor con el objetivo de obtener fotos o videos comprometidos o tener un encuentro para agredirlo sexualmente. En el código penal está tipificado en el artículo 183 ter, siendo uno de los riesgos más graves que pueden llegar a sufrir los menores.

El Grooming se puede producir en foros y chats abiertos, en redes sociales, en mensajería instantánea, en juegos online, a través de webcam, o con los teléfonos  móviles. El Groomer quiere obtener información privada, íntima, personal, comprometida, de índole sexual para luego realizar chantaje y extorsión al menor.

En el Grooming encontramos diferentes fases: primero se da la AMISTAD, donde se realiza una primera toma de contacto para ganar la confianza del menor; en segundo lugar se da la RELACIÓN, donde el menor piensa que tiene un amigo y tienen lugar confesiones íntimas o conversaciones de temática sexual; en tercer lugar tiene lugar el INICIO DEL ABUSO, donde se procede a un intercambio de imágenes cada vez más explícitas. En esta ultima fase, si el menor no accede, comienza un proceso de extorsión por parte del Groomer. A continuación comienza la fase de ABUSO Y AGRESIÓN SEXUAL, es decir, se da una manipulación por parte del acosador para concretar un encuentro con el menor. En último lugar se da la fase de DIFUSIÓN, donde se distribución el material sexual.

La Policía Nacional da una lista de consejos para prevenir este fenómeno: usar antivirus y contraseñas seguras; Configurar las opciones de privacidad. Nunca tener  perfiles públicos, ni aceptar como amigos a personas que no conozcamos; No confiarnos y creer que al otro lado de la pantalla, hay quien dice ser, ya que podría ser otra persona totalmente diferente; No descargar archivos de desconocidos; Limitar el uso de redes abiertas; La Webcam siempre tapada o guardada hasta su uso, para evitar que nos espíen o nos graben; No facilitar imágenes y videos comprometedoras; Usar dos cuentas correo electrónico: una personal y otra para redes sociales; Máxima atención con el resto de jugadores online; Los menores siempre deben solicitar ayuda ante cualquier situación que les resulte incomoda.

En el caso de que el Grooming suceda, la Policía aconseja no ceder nunca al chantaje o extorsión, cesar cualquier contacto con el Groomer,  bloquearlo o eliminarlo de los contactos, contárselo cuanto antes a los padres o a un adulto, recopilar pruebas (todas las conversaciones) del delito y, en último lugar, denunciar haya o no cesado el acoso.

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.