Fotos: Lorenzo F Salom\ RFEP

Este sábado se ha disputado en el Palma Arena, el primero partido del play off final entre el Espanya HC y CPL Valladolid. En casa, los mallorquines lograron la victoria por la mínima (4 – 3). Ahora, para lograr proclamarse campeón de la liga élite deberá ganar un partido en tierras de Valladolid, un reto complejo ya que, en su pista, el CPL Valladolid es infranqueable. Si perdiera, el Espanya HC se disputaría una segunda ronda para desempatar. Ambos equipos están a la par para lograr alzarse con el primer puesto de la liga élite.

[adrotate banner=”125″]

La intensidad reinó durante todo el partido. Cada jugador estudiando a su contrario y situándose en la la posición más ventajosa posible para poder marcar gol directamente o por asistencias. El Valladolid consiguió romper las líneas del Espanya HC con un gol tempranero en el minuto 20 de la primera parte (Miguel Collantes). Al minuto, Juan Escudero establecía el 0 a 2 para el Valladolid, que se adelantaba con buen margen en el marcador, y así, sonó el silbido final de la primera parte.

Al inicio de la segunda, en el minuto 22, David Pérez marcó el 0 a 3 para el Valladolid, creando el momento más difícil para el Espanya, ya que era vital acabar ese primer partido en casa con ventaja antes de viajar al campo del rival. Una remontada titánica era la única solución. Andreu Tomas marcó el primer gol de la remontada, estableciendo el 1 a 3; un gol que sirvió para despertar y provocó que el equipo lanzara varios tiros a puerta seguidos; algunos repelidos por el portero, otros por los mismos postes de la portería.

En el minuto 10, Jr Cadiz – jugador americano- marcó el 2 a 3. El Valladolid decidió pedir tiempo para tratar de parar el acelerón del Espanya HC; especialista en comenzar perdiendo y remontar partidos difíciles. Los temores no fueron infundados, ya que, por mano de José L.Carrillo (pingüi), a falta de 3 minutos 46 segundos de llegar al final, marcaba el 3-3. Y a partir del empate, el descontrol en la pista.

Juego intenso, encontronazos, faltas no vistas por el duo arbitral e incluso en algún momento se detuvo el partido por la lesión de otro jugador, aunque poco después pudo reincorporarse al juego. En el minuto 2,50, el jugador del Espanya HC, Borja García fue sancionado con tiempo de banquillo al cometer falta, por lo que el Espanya se quedaba en inferioridad numérica. El equipo se defendió con uñas y dientes tratando de aguantar el máximo tiempo posible para recuperar a Borja en la pista.

El momento álgido llegó cuando a falta de tan sólo tres segundos para el fin del partido, el mismo jugador que había iniciado la remontada, logró marcar el último tanto. Con el 4-3 para el Espanya HC; las gradas temblaron de emoción y de vítores para el equipo. Ahora, toca ganar en Valladolid para que el Espanya HC logre proclamarse campeón de liga élite 2016/2017.

 

Fotos cedidas por:  Lorenzo F Salom\ RFEP

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.