La Policía Nacional ha detenido en Palma a un ex-empleado de un concesionario de vehículos por cinco robos perpetrados en la empresa y daños valorados en más de 18.600 euros. Al detenido se le había finiquitado su contrato laboral por faltar reiteradamente a su trabajo sin motivo justificado,

[adrotate banner=”125″]

El presunto autor de los robos había estado trabajando durante el mes de marzo en el concesionario de vehículos, pero su actitud no fue la esperada en su puesto laboral y la directiva decidió despedirle. Casualmente, entre el 14 de abril y el 27 del mismo mes, la empresa sufrió cinco robos y numerosos daños, cometidos al parecer por una misma persona que debido al “modus operandi” empleado, conocía numerosos detalles de la empresa. Eso hizo sospechar a los investigadores que podía ser o haber sido un empleado.

Identificación y detención

Las diligencias, realizadas tanto por agentes del grupo de Robos de la Brigada Provincial de Policía Judicial como por los de la Brigada de Policía Científica, fueron encaminadas a identificar al presunto autor de los hechos investigados, resultando ser el ex-empleado despedido a finales de marzo. Los agentes iniciaron la búsqueda del sospechoso mediante una estrategia compleja ya que no tenía domicilio conocido. Una policía franca de servicio, perteneciente al Grupo de Robos, logró localizarle el pasado día 30 de abril en la calle Miguel de Unamuno, por lo que procedió a su detención.

Tras lograr identificarle y detenerle, se ha podido abortar un sexto asalto a la empresa, ya que los investigadores sospechaban que estaba preparando un nuevo robo en el establecimiento. El detenido reconoció ante la Autoridad Judicial la autoría de los hechos, decretando el Juez su ingreso en prisión.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.