Foto: Reuters

Corea del Norte ha amenazado este viernes con lanzar un ataque antiterrorista contra los servicios de Inteligencia de Estados Unidos y Corea del Sur en respuesta a un supuesto complot entre Washington y Seúl para asesinar al líder norcoreano, Kim Jong Un.

[adrotate banner=”125″]

La acusación ha sido lanzada por el Ministerio para la Seguridad del Estado norcoreano, que denuncia la existencia de una organización terrorista a sueldo de la CIA y de los servicios de Inteligencia surcoreanos. Esta organización se habría infiltrado en Corea del Norte para matar al líder norcoreano, según el Ministerio, con una sustancia bioquímica.

“Vamos a desenmascarar y a destruir sin piedad hasta el último de estos terroristas que atentan contra la dignidad de nuestro líder supremo”, asegura el Ministerio en una nota recogida por la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

Así, el Ministerio anuncia el comienzo de “una operación antiterrorista al más puro estilo coreano, que comenzará en este mismo momento, para arrasar a estas organizaciones conspiradoras al servicio los imperialistas y de su grupo de marionetas”, en referencia, respectivamente, a Washington y a Seúl.

El régimen norcoreano advierte del inicio de más acciones antiterroristas de ataque de forma inmediata, aunque no da más detalles sobre las medidas que podría adoptar.

ACUSACIONES

Según la versión de Pyongyang, espías al servicio de Seúl se aliaron con la CIA para sobornar a un norcoreano vinculado al sector maderero y de apellido Kim. El soborno se llevó a cabo en Rusia en junio de 2014 y se saldó con la conversión del aludido, añade.

La Inteligencia surcoreana habría entregado a Kim más de 20.000 dólares en dos ocasiones, así como un teléfono satelital, de cara a lograr el supuesto asesinato del dirigente norcoreano, mediante una bomba o sustancias químicas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.