La Associació per a la Revitalització dels Centres Antics (ARCA) ha señalado que está “alarmada” por que las obras de la costa de la Sang han “destruido una parte del muro” de ese “espacio histórico” de Palma.

[adrotate banner=”125″]

Según han informado, tras avisar este martes a la Comisión de Centro Histórico y Catálogo y al departamento de Infraestructuras del Ayuntamiento de Palma, consiguió el paro de las obras que, censuran, “se estaban llevando a cabo sin ningún criterio patrimonial real”.

Así, censuran que las obras, realizadas en parte con maquinaria pesada, habían destruido la parte inicial del muro y tan solo habían preservado la barandilla de piedra arenisca desmontada.

Por esto, la entidad se ha ofrecido a colaborar, “siempre” que el criterio sea el de “rehabilitar sin destruir, y de considerar el conjunto del espacio, no de actuar como si se pusieran parches”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.