Foto: Reuters

Al menos cien personas han muerto y unas 400 han sido atendidas con síntomas de asfixia tras un supuesto ataque químico perpetrado este martes cerca de la localidad siria Jan Sheijun, situada en la región de Idlib y controlada por las fuerzas rebeldes, según la Unión de Organizaciones de Asistencia Médica y de Socorro (UOSSM).

[adrotate banner=”125″]

La UOSSM ha informado del nuevo balance en su cuenta de Twitter, desde donde había advertido previamente de los numerosos casos de “ahogamiento y asfixia” tras una serie de ataques aéreos en la zona. La organización informó de que tenía efectivos sobre el terreno para intentar “salvar a las víctimas”.

Los activistas en el norte de Siria han publicado imágenes en las redes sociales en las que se muestran a supuestas víctimas con espuma alrededor de la boca y a los equipos de rescate rociando con agua a niños prácticamente desnudos que se retuercen en el suelo. Entre los fallecidos figurarían numerosos menores.

Una fuente militar siria citada por la agencia Reuters ha negado que las fuerzas gubernamentales hayan usado este tipo de armamento, asegurando que el Ejército “no usa ni ha usado” armas químicas “ni en el pasado ni en el futuro”.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha denunciado que, tras la “masacre” por el ataque químico, los aviones militares han seguido golpeando Jan Sheijun.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.