Foto: REUTERS

Unos 30.000 kurdos se han manifestado este sábado en las calles de la ciudad alemana de Frankfurt contra el referéndum planteado por presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, para ver significativamente ampliados sus poderes como jefe del Estado turco, en guerra con milicias kurdas en el este del país y el norte de Siria.

Los manifestantes marcharon bajo los lemas de “Erdogan terrorista” y “Libertad para Ocalan”, en referencia a Abdulá Ocalan, el líder encarcelado de la guerrilla separatista kurda del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), una organización considerada terrorista por Turquía y por la UE.

[adrotate banner=”125″]

Cientos de policías alemanes han flanqueado a la manifestación, que ha transcurrido sin incidentes y en medio de un conflicto entre Alemania y Turquía después de que Berlín prohibiera una gira de ministros turcos por su país para convencer a la diáspora turca para votar a favor de la reforma constitucional en el referéndum del 16 de abril.

Dos columnas de manifestantes marcharon por el centro de la ciudad para posteriormente participar en un acto con motivo del año nuevo kurdo, el Nevroz, bajo el lema “No a la dictadura – Sí a la democracia y la libertad”.

En la marcha kurda se vieron banderas con el retrato de Ocalan y se oyeron consignas como “Viva la resistencia del pueblo kurdo”. La Policía instó a los manifestantes a enrollar las banderas del PKK, una organización prohibida en Alemania en 1993.

Erdogan ha acusado a la canciller Angela Merkel a apoyar a los terroristas del PKK y hay un periodista turco-alemán encarcelado en Turquía acusado de hacer propaganda a favor de los separatistas kurdos. De hecho, la manifestación de este sábado ha sido ya condenada por las autoridades turcas, que consideran que Alemania está permitiendo la apología del terrorismo.

“Condenamos contundentemente a las autoridades alemanas por permitir la manifestación de simpatizantes de los terroristas del PKK”, ha apuntado el portavoz de Erdogan, Ibrahim Kalin, que ha acusado a Berlín de tratar a terroristas como actores legítimos mientras considera “peligrosos” los actos entre políticos y ciudadanos turcos.

En Alemania viven unos 800.000 kurdos, según cálculos del Centro de Estudios Kurdos NAVEND, una cifra que las autoridades alemanas consideran plausible. Es difícil cifrarlos con exactitud debido a que no tienen un Estado propio y están registrados como ciudadanos de Turquía, Irak, Irán o Siria.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.