Foto: REUTERS

Una de las víctimas mortales del incendio del centro de acogida Hogar Seguro Virgen de la Asunción de San José Pinula, a las afueras de la Ciudad de Guatemala, denunció abusos en declaraciones a una televisión el día anterior al fatídico incendio, en el que murieron 40 niñas el pasado 8 de marzo. Las niñas estaban encerradas bajo llave.

[adrotate banner=”125″]

“La verdad aquí nos tocan, las educadoras no dicen nada, nos tratan mal (…). Eso sí es violación porque a nosotras nos amarran todas las noches”, denunció Mileny Eloisa Hernández en una grabación difundida por el canal de televisión guatemalteco Canal Antigua.

Hernández, acompañada de otras adolescentes, relata que era atada, golpeada y era víctima de tocamientos por parte de funcionarios públicos, incluidos policías, sin que las responsables del centro de acogida hicieran nada. “Si uno viene por recibir maltrato de sus padres, no es justo recibirlo aquí también”, se lamentó.

La situación en el centro de acogida venía siendo denunciada desde 2013, pero las autoridades no hicieron nada al respecto. “Esto se había advertido en repetidas oportunidades. No tuvimos la capacidad de poder anticiparnos a este evento, que no es natural, como una lluvia, un terremoto”, ha explicado el director ejecutivo de la Asociación El Refugio de la Niñez, Leonel Dubón, al diario ‘Prensa Libre’.

Las instituciones “siguen siendo incapaces de hablar entre sí y las reacciones de culpabilizarse unos con otros son evidentes, pero solo son el reflejo de lo que ha venido pasando en los últimos 15 años”, ha añadido.

Además, la delegada de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), Flor Gómez, ha revelado que al menos nueve menores del centro están bajo cuidados médicos por encontrarse embarazadas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.