La Asociación por la Revitalización de Centros Antiguos (ARCA) ha criticado este viernes las líneas amarillas en la calle Almudaina por considerarlas “desagradables e innecesarias” ya que “con criterio patrimonial no se pintaría con rayas amarillas el centro histórico de Palma” sino que “se buscarían alternativas”.

[adrotate banner=”125″]

Así se ha expresado ARCA en una nota de prensa en la que denuncia el “trato agresivo” que “no puede soportar” una calle “tan estrecha y emblemática”.

Además, considera que estas líneas de señalización viaria suponen una “vulgarización” para el centro histórico y ha indicado que “es un lamentable caso a añadir a otros muchos” en el centro de la capital.

Con todo, ARCA ha subrayado que las calles y las plazas del centro de Palma “tienen que tener un tratamiento estético de señalización lo menos impactante posible” y ha reclamado que la normativa al respeto se adapte a este criterio patrimonial.

Por ello, pide “paralizar” todas las iniciativas como ésta “para encontrar una solución adecuada”: “No es respetuoso con el Patrimonio señalizar con las mismas horribles rayas amarillas que nos podemos encontrar en una carretera en obras o en una calle de circulación masiva”, ha enfatizado.

Por otra parte, ARCA ha reivindicado que una persona se encargue en el Ayuntamiento de coordinar todas las decisiones que afectan al centro histórico porque “cada departamento no puede actuar con independencia de los otros”.

“Si cada área municipal actúa sobre Centro Histórico con su criterio particular y no se da una coordinación efectiva con un criterio Patrimonial de defensa de la historia y la imagen, las equivocaciones y las pérdidas serán continuas”, ha lamentado ARCA.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.