Una mujer de unos 45 años de edad, ingresada en el Hospital de Son Espases, ha tratado esta tarde de lanzarse desde una altura de más de cinco metros utilizando la ventana del baño de la unidad de Urgencias. Los hechos han ocurrido sobre las 17:20 horas cuando un médico ha advertido como una paciente se levantaba de su camilla.

El doctor ha avisado enseguida al vigilante de seguridad, alertándole de que la mujer no podía abandonar el hospital y había adoptado un comportamiento extraño. Se encontraba en el área de Urgencias de adultos. El vigilante ha salido corriendo tras ella, que se ha encerrado rápidamente en el baño de los hombres. Afortunadamente, el vigilante cuenta con llaves maestras de los sanitarios; por lo que ha abierto la puerta enseguida.

Al hacerlo, ha visto como la mujer se encontraba junto a la ventana y se disponía a saltar por lo que ha tratado de agarrarla. Ha logrado sujetarla en el aire y varias personas más le han ayudado a introducirla de nuevo en el recinto. La rápida intervención del vigilante, llamado Roberto Montes, ha hecho posible evitar un trágico desenlace en el centro hospitalario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.