Imagen de archivo del Ajuntament de Sant Josep

La comunidad escolar del CEIP Can Raspalls (Ibiza) ha denunciado llevar tres años sufriendo vertidos incontrolados de aguas por parte de la residencia pública Can Raspalls, situada junto al centro. Ante la falta de soluciones, la Asociación de padres y madres de alumnos ha advertido que barajan la posibilidad de emprender diferentes movilizaciones, como denuncias judiciales o la no asistencia de los alumnos a la escuela los días de los vertidos.

[adrotate banner=”125″]

Según han informado, estas aguas se vierten a la calle desde un depósito de acumulación de pluviales por la inexistencia en el barrio de saneamiento para ese tipo de aguas. Estos vertidos ocasionan “grandes molestias” a la entrada y salida de la escuela ya que “cruzar la calle significa mojarse los pies puesto que este centro no está dotado de un paso de cebra elevado, lo que aliviaría el problema”.

La Apima también ha denunciado que, en varias ocasiones, se han vertido aguas fecales “sucias y muy olorosas”, produciéndose situaciones muy “desagradables, totalmente ilegales y de alto riesgo sanitario para los niños”.

Desde la aparición del problema, la Apima y la dirección del centro se han puesto en contacto con la Delegación territorial de Educación y el Ayuntamiento de Sant Josep como interlocutores para reclamar una solución real a los gestores de la residencia.

Los padres han relatado que el jueves de carnaval los alumnos salieron a la calle para disfrutar de su propia rúa, seguidos de muchos padres. En ese mismo momento, han lamentado, se estaba realizando el tercer vertido de la semana a la vía pública. “El olor era insoportable para todos los presentes y la situación crispó la paciencia de todos los padres”, han criticado.

Desde la Apima de Can Raspalls se ha instado a los estamentos públicos a encontrar una “rápida y definitiva” solución
al problema de los vertidos de la residencia en la vía pública.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.