Ocurrió pasadas las 19.15 horas del martes en la nueva rotonda cerca de Son Reus, en la carretera de Sóller. Un vehículo del alta gama que circulaba en sentido Palma embistió por detrás a una furgoneta Peugeot de color blanco.

El impacto hizo que el conductor del BMW serie 5 perdiese el control del vehículo y acabó empotrado en la rotonda, en las piedras de la base que rodean el monolito.

[adrotate banner=”125″]

Unas chicas viajaban en el mismo sentido cuando se encontraron con el accidente. Al verlo identificaron el vehículo que un par de kilómetros atrás les había adelantado en línea continua y a gran velocidad.

A pesar  de lo aparatoso del accidente nadie resultó herido. Hasta el lugar se desplazaron los equipos de emergencias  y la Guardia Civil de Tráfico. Al hacerle la prueba de alcoholemia, el conductor de 52 años, triplicó la tasa. La Guardia Civil le imputa un delito contra la Seguridad Vial.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.