Las intensas precipitaciones caídas en Mallorca en las últimas semanas han permitido que a día de hoy todo el abastecimiento de agua en Palma sea procedente de los embalses, Gorg Blau y Cúber, y de las fuentes que suministran agua a la capital balear, que se encuentran al máximo de su capacidad.

Así lo ha explicado tras la junta de gobierno de este miércoles la portavoz municipal y presidenta de Emaya, Neus Truyol, quien ha indicado además que existe un “excedente” de agua procedente de estos embalses y fuentes que se quiere aprovechar, y para ello se están haciendo “pequeñas obras de conexión” que permitan “desviar ese agua que a día de hoy no necesitamos a otros lugares y poderla utilizar cuando sea necesario”, ha dicho.

[adrotate banner=”125″]

Según ha apuntado Truyol, la situación ha cambiado con respecto a diciembre, cuando los embalses estaban a menos del 30 por ciento de su capacidad, lo que impedía poder abastecer a Palma con agua procedente de estos recursos hídricos.

Truyol ha precisado que el porcentaje de lo que se está suministrando a Palma proviene en un 50% de los embalses y otro 50% de las fuentes, que están a su máxima capacidad de almacenamiento, por lo que se están haciendo gestiones “para poder trasladar el agua a otros municipios o proceder a la infiltración del excedente que existe en este momento”.

ACUERDOS DE LA JUNTA

Por otra parte, la portavoz municipal ha apuntado que uno de los acuerdos de la junta de gobierno ha sido el nombramiento de Joan Antoni Salas como director general del Área de Bienestar Social y Derechos Sociales, un trabajador social “con una larga experiencia en el ámbito como técnico, que aportará un valor a este departamento”, ha aseverado.

Este nombramiento se produce tras la renuncia de Xisco Vallés, que era Coordinador de general de esta Área por “motivos personales”, cargo que pasará a ocupar la hasta ahora directora general de Bienestar Social, Catalina Trobat -que será sustituida por Joan Antoni Salas-.

También la junta de gobierno ha aprobado el Manual de procedimientos para la participación del Ayuntamiento de Palma en el proyecto del Pla Litoral de Ponent, dentro del programa operativo de crecimiento sostenible 2014-2020, que cuenta con una inversión de 254, millones de euros, de los cuales los FEDER aporta el 50 por ciento.

Se trata de un requisito más para avanzar en estos proyectos, de cara a “concretar las ejecuciones que se llevarán en cada barrio”, ha afirmado la portavoz de Cort, quien ha recordado que este plan beneficiará a seis barrios de la capital balear: Es Jonquet, Son Armandans, El Terreno, Portopí, Cala Major y Sant Agustín, donde se realizarán obras de mejora de equipamiento, movilidad y acondicionamiento.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.