Una vez analizada la nueva situación de las reservas de agua gestionadas por Emaya tras las últimas lluvias, la presidenta de la empresa, Neus Truyol, ha presentado al Consejo de Administración la propuesta de reducir la compra de agua a Abaqua, que pasa de 8.632.290 euros a un máximo de 5.483.840 euros, ya que la previsión de suministro se reduce aproximadamente a la mitad (de 12,5 Hm3 a 6’25 Hm3) y el coste se reduce un 36,5%.

[adrotate banner=”125″]

Esta propuesta tiene que ver con que los embalses se encuentran en este momento al 100% de su capacidad, lo que supone 12 Hm3 de agua, los cuales se pueden aprovechar un máximo de 8-9 Hm3, según informan desde Emaya en un comunicado.

Asimismo, la recuperación del acuífero de s’Estremera “también ha sido notable”, ha subido unos 16 m, lo que supone una recarga aproximada de 3 Hm3, el equivalente al consumo de Palma durante un mes –aunque debemos recordar que este acuífero no abastece sólo en Palma–.

A ello hay que sumar además, que la recuperación de los pozos de la zona de Alaró, Borneta y Can Negret ha sido “considerable”, subiendo su nivel alrededor del 40 metros, con una disponibilidad garantizada de 4,5 Hm3 para este año.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.