El conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, ha transmitido este lunes un mensaje de “tranquilidad” y ha asegurado que no peligran descuentos de residente en materia de movilidad después de la decisión de la Unión Europea sobre las tarifas del tren de Sóller.

[adrotate banner=”125″]

Así se ha expresado el conseller en respuesta a una pregunta de los medios, relativa a la denuncia de un ciudadano alemán ante la UE por la diferencia de precios para residentes y no residentes en el tren de Sóller.

Tras esta queja, la Comisión Europea ha considerado que este tipo de descuentos suponen una discriminación por razón de nacionalidad, por lo que ha emplazado a Baleares a eliminarlos.

Según Pons, el tren de Sóller tiene un “componente turístico elevado” y este criterio no tiene “la misma fuerza” en el caso de descuento de residente para viajes o para la red de transporte público de las Islas (TIB).

En el caso del TIB, se trata de “sistemas de abono” u “otras fórmulas que hacen viable que personas que lo utilizan con frecuencia tengan otros precios”, un esquema que “se da en cualquier parte” de Europa, ha recalcado el conseller.

Además, Pons ha subrayado que desde el Govern tienen “contacto permanente” con la empresa del tren de Sóller.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.