Cuatro personas detenidas y varios registros realizados a primera hora de esta mañana en Sa Pobla, Alcúdia y Muro; complementan la segunda fase de la operación Tiliuin de la Guardia Civil, que estalló en enero con la detención de 14 personas en Sa Pobla. Un gran operativo desarrollado contra el tráfico y la venta de sustancias estupefacientes a pequeña escala.

[adrotate banner=”125″]

Una treintena de agentes, apoyados por la unidad canina y el helicóptero de la Guardia Civil; ha irrumpido, de nuevo, esta mañana sobre las 06:00 horas en varios municipios de la part forana, sospechosos de albergar delitos contra la salud pública. Cuatro personas han resultado detenidas y se esperan más detenciones a lo largo de la mañana, ya que la operación continúa abierta. Cinco de los registros se han llevado a cabo en Sa Pobla, uno más en Alcúdia y otro en Muro.

La operación Tiliuin estalló el pasado 10 de enero con la detención de 14 personas; 12 de origen marroquí y 2 españoles, como presuntos autores de los delitos de Pertenencia a Grupo Criminal, Tráfico de Drogas y Receptación. Presentados los 14 detenidos ante la Autoridad judicial, ésta decretó el ingreso en prisión de todos ellos.

La madrugada del pasado día 10, más de un centenar de agentes de la Guardia Civil pertenecientes a diferentes unidades de Mallorca, de manera coordinada y simultánea; irrumpieron en diez domicilios (9 en Sa Pobla y 1 en Muro), objetivos de la investigación, en la que se venía trabajando desde hacía varios meses. Una operación de la Guardia Civil, tutelada por el juzgado de instrucción nº 1 de Inca.

En los registros los Guardias Civiles incautaron un total de un kilogramo de cocaína. Esta droga la hallaron en forma de “papelinas” listas para distribución y venta, así como  en forma de ‘roca’ que una vez adulterada, sería convertida por los miembros de la organización en las citadas papelinas. También se intervino medio kilogramo de marihuana y un total de 18000 euros en metálico, fruto con toda seguridad y según los investigadores, de la venta de los estupefacientes descritos.  

 Así mismo, la Guardia Civil intervino teléfonos móviles, varios televisores de gama alta, numerosas joyas de procedencia ilícita que habían sido intercambiadas por droga y un total de 8 vehículos que eran utilizados por los miembros de la banda para la distribución de la droga.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.