Hacía semanas que la encuesta semanal de Crónica Balear no generaba tanto consenso como la última pregunta que planeamos: ¿Cree que Hacienda persigue más a los trabajadores rasos que a grandes empresarios?

[adrotate banner=”125″]

La cuestión salió a raíz de las declaraciones que hizo el expresidente de la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado. José María Peláez advirtió de que la Agencia Tributaria dedica gran parte de sus medios a controlar “pequeños fraudes o errores” de jubilados, jóvenes o empleadas del hogar en vez de combatir fraudes mayores.

Peláez se basó en los “miles de requerimientos” que la Agencia Tributaria solicita, por ejemplo, a las empleadas del hogar para que puedan tributar. El inspector ironizó y habló de los “fabulosos sueldos” que cobran por limpiar por horas.

También aludió a la situación de jubilados y jóvenes en la tributación de los alquileres y de los fallos o pequeños errores que puedan cometer a la hora de hacer la declaración de la renta.

El inspector dejó claro que Hacienda hace lo correcto, pero que la consecuencia directa es que los grandes defraudadores “se escapan” por falta de personal y medios materiales y legales: “Si se comparan algunas de estas situaciones con el trato tan beneficioso que se ha dado a los defraudadores en la reciente amnistía fiscal o las cartas de aviso que se les enviaron a los que tenían cuentas en Suiza para que regularizaran su situación sin sanciones, sólo cabe sentirse avergonzado”, afirmó Peláez, quien denunció que la Agencia Tributaria enfoca sus actuaciones “masivamente hacia los más débiles”.

Ésta ha sido una de las noticias más leídas de Crónica Balear y, con los resultados, también una de las que ha generado mayor consenso ya que el 97% de los votantes de nuestra encuesta suscriben las palabras del inspector y consideran que la Agencia Tributaria se esfuerza ,ás en perseguir a las personas con rentas más bajas. El 3% restante opina lo contrario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.