“Estoy contento porque somos un equipo de gobierno cohesionado”, ha afirmado el alcalde

El alcalde de Palma, José Hila, se ha mostrado convencido de que la apertura de los jardines del Palacio de Marivent a la ciudadanía, prevista para el primer trimestre de 2017, servirá para “transformar” Cala Major, una zona madura de Palma que necesita “revitalizarse”.

[adrotate banner=”125″]

Así lo ha manifestado en una entrevista concedida a Europa Press, en la que el primer edil ha resaltado la importancia de abrir al público los jardines de la residencia estival de la Familia Real para que puedan ser visitados por residentes y visitantes durante al menos nueve meses del año, lo que representará un valor agregado a la oferta turística de la capital balear.

Los jardines de Marivent, situados cerca de la Fundación Pilar i Joan Miró, servirán para dar un impulso al núcleo turístico de Cala Major, que poco a poco ha comenzado a cambiar su imagen, tal y como está ocurriendo con s’Arenal, donde en los últimos años se han realizado importantes mejoras de rehabilitación, ha dicho.

Así, la apertura de los jardines, junto a la inauguración del Palacio de Congresos de Palma y del restaurado Casal Balaguer, serán tres de las actuaciones que el alcalde espera ver materializadas antes de ceder la alcaldía al econacionalista Antoni Noguera.

Hila, que a mitad de legislatura dejará el bastón de mando de la ciudad fruto del acuerdo del tripartito, insiste en que la alternancia de la alcaldía “fue una cesión a nivel de partido y también a nivel personal para llevar adelante un gobierno de izquierdas”.

“Yo no propuse que fuesen dos años de alcaldía. Mi partido lo que quería era que la alcaldía fuese para nosotros los cuatro años porque somos la formación más votada de las formaciones políticas que gobiernan. Pero al final, fue la condición necesaria para llegar a un acuerdo y yo puse por delante el acuerdo a mis aspiraciones personales”, reconoce.

“NOGUERA SERÁ CONTINUISTA CON EL PROGRAMA DE GOBIERNO”

“Noguera será continuista en el programa de gobierno porque el resto de regidores, que son los que desarrollan la gestión, siguen siendo los mismos”, ha señalado el alcalde, quien ha admitido, no obstante, que “luego cada uno imprime su carácter y Noguera imprimirá su estilo personal”. “Yo me iré a Urbanismo y continuaré con los proyectos que ya están en marcha”, ha agregado.

Según su opinión, en una legislatura “no da tiempo para hacer cambios profundos” en una ciudad puesto que “al menos se necesitan ocho años”, ha remarcado Hila, quien ha enfatizado en que aún “queda mucho por hacer en el ámbito de la limpieza, y en poner al día la ciudad después de tantos años de recortes”. “Queda un camino que iremos trabajando estos dos años y medio, pero no bastará”, ha dicho.

Con todo, ha apuntado que las medidas que contiene su programa de gobierno “o están ya cumplidas o en proceso de cumplirse”. “No creo que queden muchas por realizarse cuando acabe la legislatura”, ha indicado en relación al acuerdo firmado por las tres fuerzas de izquierdas en junio de 2015.

Así, el alcalde dice estar “contento” porque ha conseguido que en Cort haya un equipo de gobierno “cohesionado y unido”, una tarea que “no es fácil” al tratarse de un pacto. “He trabajado intensamente para conseguirlo. Se trata de llevarse bien y trabajar juntos para alcanzar los mismos objetivos”, ha aseverado.

“LA LIMPIEZA EN PALMA ES MEJORABLE, NUESTRO COMPROMISO ES MEJORARLA”

En el ámbito social, Hila ha destacado la apertura de la Oficina antidesahucios y el incremento de las becas comedor como algunas de las medidas que ha logrado introducir su gobierno y de las que se siente especialmente satisfecho.

No obstante, se ha referido a la limpieza de Palma como una cuestión “mejorable”, si bien ha insistido en que están trabajando para cumplir con uno de los “principales retos” que se marcó cuando llegó a la alcaldía. “Mi compromiso es educar para lograr una ciudad más limpia, pero también sancionar conductas incívicas”, ha recalcado.

CASO “DIFÍCIL Y TRAUMÁTICO” DE LA POLICÍA DE PALMA

En otro orden de cosas, el primer edil ha admitido que el “caso judicial” de la Policía de Palma ha sido “bastante difícil y traumático” y ha “retrasado” el cambio de modelo de Policía que quiere impulsar el gobierno municipal para poder contar con “unidades potentes de proximidad”.

Con todo, Hila ha considerado que la capital balear todavía tiene asignaturas pendientes que afrontar, si bien, ha opinado que Palma “es una ciudad que está de moda y que cada año que pasa está mejor”.

En este sentido, se ha mostrado convencido de que la ciudad “ha entrado en una dinámica positiva” que se refleja en “una alegría e la gente que antes no había”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.