La portavoz del grupo municipal del PP, Margalida Durán, ha explicado que su partido exigirá en el pleno de enero la derogación de la normativa que obliga al deporte base a pagar un abono para utilizar las principales instalaciones municipales para entrenar y competir.

Otra de las propuestas que el PP llevará a pleno es la elaboración de un Reglamento sobre Consultas Populares, que contemple una comisión de control sobre el desarrollo y resultado de las votaciones. “Creemos que el Ayuntamiento sólo hace consultas cuando cree que va a ganar”, ha constatado Durán, en referencia a las consultas municipales que impulsa el actual equipo de gobierno.

[adrotate banner=”125″]

Durán, que ha comparecido en rueda de prensa junto a los regidores Javier Bonet y Guillermo Sánchez, ha exigido al alcalde de Palma, José Hila, la “inmediata” retirada de la normativa que obliga a los clubes deportivos a pagar un abono para el uso de las instalaciones deportivas de la capital balear ya que “genera desigualdad” entre los usuarios, ha dicho.

Con todo, ha señalado que con la aprobación de la nueva ordenanza reguladora de precios para la utilización de las instalaciones se está creando “un problema donde antes no lo había” y ha insistido en que esta medida va “totalmente en contra del deporte base”.

“Nunca en Palma se había hecho pagar a todos los deportistas y técnicos por el uso de las instalaciones deportivas, sin embargo será un gobierno de izquierdas el que tenga el dudoso honor de empezar a cobrarles”, ha aseverado la portavoz municipal del PP.

Con todo, Durán ha considerado que la moratoria en la aplicación del cobro a los clubes es “insuficiente” por lo que ha insistido en la derogación.

El regidor Javier Bonet ha asegurado que “las tres excusas en las que basan este incremento de tasas a las familias no tienen ningún sentido; ni por equidad, ni por eficiencia ni por control de accesos. El motivo real es afán recaudatorio” y ha señalado que la normativa generará que haya “niños de primera y niños de segunda”.

REGLAMENTO DE CONSULTAS

Por otra parte, Durán ha defendido que “no se lleven a cabo más consultas populares hasta que se haya desarrollado un reglamento que, elaborado con la participación del resto de fuerzas políticas del Consistorio, desarrolle tanto este tipo de consultas como otras contenidas en el Reglamento Orgánico de Participación Ciudadana.

En relación a este asunto, Sánchez ha explicado que para dar seguridad jurídica a cualquier consulta ciudadana que se lleve a cabo es necesario que se reglamente la celebración de las mismas, ya que en caso contrario, podrían realizarse desde la arbitrariedad en la búsqueda de un determinado resultado.

“Las reglas del juego deben estar definidas de antemano y no fabricarlas de acuerdo a una intencionalidad política”, ha recalcado.

El edil también ha señalado los puntos básicos que la normativa debería incluir para garantizar la “objetividad y legalidad de los procesos”, como son la definición de las personas legitimadas para votar, los tipos de iniciativas para promover consultas, las limitaciones -tiempo, contenido y número-, el desarrollo del proceso de las mismas, los diferentes sistemas de votación y el sistema de garantías.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.