Alberto Martín, el abogado que ha llevado hasta el momento la defensa de los padres de Nadia, la niña aquejada de una enfermedad rara cuya familia está siendo investigada por presunta estafa, tiene previsto dejar de representar al progenitor Fernando Blanco una vez que se produzca la declaración prevista este viernes en Lleida.

Fernando Blanco y la madre de la menor, Margalida Grau, han sido citados a declarar por el magistrado de La Seu d’Urgell al encontrar indicios de delitos de provocación y explotación sexual en el padre tras el hallazgo de unas fotografías de la menor en un pendrive.

[adrotate banner=»125″]

El abogado, en una entrevista en Antena 3 recogida por Europa Press, ha precisado que la defensa de ambos progenitores «no es incompatible porque no son enemigos», pero ha admitido la dificultad de seguir representando a los dos ante la complejidad que va adquiriendo el caso y el «calibre de los argumentos que hacen falta en una defensa».

En cuanto a la decisión de dejar la defensa de Fernando Blanco y continuar representando a Margalida Grau, el abogado ha explicado que la decisión ha sido adoptada teniendo en cuenta el bien de la menor. «Creemos que será lo más conveniente para la niña ya que es la progenitora quien está con ella y la que tiene más posibilidades de recuperar la patria potestad», ha explicado el letrado.

Alberto Martín ha incidido, no obstante, en que la decisión de dejar la defensa de Fernando Blanco no está relacionada con el nuevo rumbo que a tomado la investigación al hallarse las fotografías de contenido sexual. «No queremos que parezca que, justo ahora, que esto se complica, nosotros damos un paso atrás, porque hemos hablado sobre la opción de que las defensas sean independientes», ha explicado Martín.

El abogado ha insistido en defender a los padres de Nadia y ha asegurado que se encuentran «hundidos» y tienen la sensación de que «alguien quiere destruirles sin saber cuál puede ser su motivación». Martín ha asegurado que Fernando Blanco y Margalida Grau sostienen que «nunca ha habido las más mínima intencionalidad sucia en ningún acto de familia» y, en su opinión, «dicen la verdad».

Según ha explicado, la pareja sostiene que «no se solían grabar (manteniendo relaciones íntimas)» porque «nadie se graba habitualmente», aunque el abogado ha añadido que «nunca se sabe si un día, puntualmente, hace un tiempo cuando la niña tenía una edad física de cinco o seis y mental de cuatro tuvieron ese punto de intimidad que ellos sabrán explicar y contextualizar».

10 Comentarios

  1. Me parece espeluznante todo lo que se está descubriendo… cada vez es peor … usar la enfermedad como chantaje emocional para obtener dinero con la enfermedad y posibilidad de muerte de la niña me parece de una bajeza humana indescriptible , si le sumamos las últimas informaciones sobre presunta pirnografia infantil y vídeos oscenos … es que se me acaban las palabras . Pobre criatura, vaya futuro futuro me espera cuando sea consciente de todo y sepa toda la verdad. Es la única víctima , los padres no tienen perdón.

  2. En ninguna cabecita cabe mantener relaciones delante de un menor, ni aunque su edad fisica fuese de 1 mes. Entiendo que el abogado tenga que desmontar la accion de los padres, pero que la gente no se chupa el dedo. No soy quien para juzgar, pero despues de ver lo que ha hecho este señor para engrosar su bolsillo (malvender a una menor con la salud de esta) no me extrañaria cualquier cosa de este individuo, por llamarlo algo. Que no quieran «limpiar la imagen» como si aqui no ha pasado nada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.