Foto: Reuters

Al menos 39 personas han muerto y otras 69 han resultado heridas en un ataque perpetrado por un hombre armado contra una discoteca en Estambul, según ha informado el ministro del Interior turco, Suleyman Soylu, que ha precisado que el autor sigue a la fuga.

Según el ministro, entre los fallecidos hay al menos 16 extranjeros así como un policía. Además, cuatro de los heridos se encuentran en Estado crítico por lo que el balance podría aumentar.

[adrotate banner=”125″]

Los hechos han tenido lugar hacia la 1.15 en el club Reina, situado en el distrito de Ortakoy, a orillas del Bósforo. El asaltante ha disparado primero contra el policía apostado en la puerta, matando a este y a otra persona, según ha indicado el gobernador de Estambul, Vasip Sahin. “A continuación, ha perpetrado este acto violento y cruel disparando contra personas inocentes que estaban celebrando el Año Nuevo”, ha lamentado, según informa la agencia Anatolia.

“El atacante es una única persona”, ha precisado el ministro en declaraciones a la prensa frente al hospital al que han sido trasladados los heridos. Según ha indicado, el sospechoso “viste un abrigo y pantalones”, precisando que “hay información de Inteligencia de que intentó escapar usando ropa distinta”, lo que coincidiría con las informaciones de que el sospechoso iba disfrazado de Papá Noel.

“La evaluación de la información por parte de la Policía aún está en curso, así como el trabajo para detener al sospechoso”, ha añadido, citado por el diario ‘Hurriyet’. Soylu, que ha visitado el lugar de los hechos, no ha dudado en hablar de “masacre”.

Según las autoridades, en el interior de la discoteca, muy frecuentada por turistas, había unas 500 personas. Según la cadena NTV, algunos de los presentes han saltado al agua para escapar de las balas.

El viceprimer ministro, Numan Kurtulmus, ha señalado que hay aparentes pruebas del atentado pero todavía es muy pronto para apuntan a un grupo terrorista en concreto como autor. Turquía ha registrado en el último año varios atentados suicidas reividicados tanto por Estado Islámico como por el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y por el Partido Revolucionario del Pueblo/Frente (DHKP-C), considerados también los dos últimos organizaciones terroristas.

De acuerdo con la información publicada por el diario ‘Sabah’, el agente muerto es Fatih Cakmak, quien también estaba de servicio el pasado 10 de diciembre cuando se produjeron los atentados junto al estadio de fútbol del Besiktas en los que murieron 45 personas, en su mayoría policías. En aquella ocasión, el agente resultó ileso.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.