Un aparcamiento imposible a la par que espectacular fue lo que ocurrió en el Camí de Jesús, en dirección al Polígono de Can Valero. Los hechos ocurrieron sobre las cuatro de la mañana frente a la discoteca Decápolis, a pocos metros del establecimiento deportivo Decathlon.

[adrotate banner=”125″]

Un coche de alquiler estaba aparcado de forma incorrecta en el carril de circulación de dicha carretera. Dos jóvenes que, al parecer, volvían de la cena de empresa, se despistaron y embistieron el vehículo aparcado. Su coche quedo literalmente subido encima del otro a dos ruedas. Tras el aviso pertinente a los equipos de emergencia se desplazaron al lugar varias unidades de la Policía Local y el servicio de ambulancias.

El joven conductor salió ileso de la maniobra mientras que el copiloto resultó herido leve y fue trasladado a un centro hospitalario. El propietario del coche de alquiler mal aparcado llegó al lugar de los hechos visiblemente ebrio aunque no pudo ser denunciado por ello, ya que no se encontraba conduciendo. Los agentes procedieron a sancionarle por el mal estacionamiento.

El conductor que subió su vehículo sobre el otro fue sometido a la prueba de alcoholemia y arrojó un resultado positivo, fue trasladado al cuartel y allí se le repitió la prueba. El joven no fue detenido porque arrojó una tasa administrativa pero sí fue sancionado por conducir bajo los efectos del alcohol. Todos los implicados en el accidente son de nacionalidad española.

En el lugar del accidente, una patrulla policial esperó a la llegada de la grúa municipal para retirar los dos vehículos accidentados. Una unidad de Emaya se desplazó al lugar para retirar los restos de la colisión y asegurar la calzada.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.