Contó su historia en Cronica Balear tras la decisión del IMAS de retirarles la custodia de su hija; hoy, Cris vuelve a hablar con nosotros tras asistir esta mañana a la vista del juicio que decidirá la tutela. Un bebé, de ahora poco más de un año, que tuvo con su propia hija mayor. El caso saltó a la palestra tras la denuncia de su exmujer por abusos sexuales a una menor; aunque la causa se sobreseyó al admitir la hija que fueron relaciones consentidas y que vivían una relación en secreto. Un año después sin poder criar a su hija, se enfrentan a la decisión judicial. Por un lado el juicio moral al que se han visto sometidos por su relación, y en el otro, las razones de servicios sociales para retirarles la custodia de la niña. El caso ha quedado visto para sentencia.

¿Qué ha ocurrido en la vista de esta mañana?

Ni siquiera he podido presenciarla del todo. No he podido con todo lo que estaba escuchando. He sentido mucha ira por todo lo que está pasando. No quieren permitir que Sara crie a su bebé en un entorno en el que yo esté involucrado; y no tienen derecho. Aunque yo haya dejado de ser su pareja sigo siendo el padre de ese bebé. Y el día de mañana tiene derecho a saber quien es su padre biológico y preguntarse porque no le dejaron que la criara. Yo quiero a mi hija. A ella y a todos mis hijos. No soy el padre del año pero no he sido un mal padre; los he criado con valores, con amor y protección.

¿Crees que hay razones para retirarle a ella la custodia de vuestra hija?

No. No las hay. Se las está castigando a la cría y a ella para castigarme a mí por lo que hice. Imagínate por un momento que nadie supiera quien es el padre, que fuera no reconocido, no tendría ningún problema en poder cuidar de su hijo, nadie se lo quitaría. Yo fui honesto y lo dije. No sabíamos como iba a acabar. Quise ser sincero. Era mi hija y quería que lo supiera todo el mundo. Fuimos los dos juntos y se lo contamos a mi exmujer. Y lo denunció.

¿Te sientes prejuzgado?

Mucho. Totalmente. Dicen que soy un pederasta, que puedo violar a mis otras hijas; dicen barbaridades de mí. Demasiadas mentiras de las que ni siquiera tengo derecho a rebatir. Nunca tuve una relación con ninguna menor ni me sentí atraído por ninguna menor; mi mayor delito fue enamorarme de mi hija. No hay que equivocarse sobre lo que se está juzgando.

Un psicólogo ha dado su valoración hoy en el juicio…

Sí. Y no me ha gustado nada. Por una parte, determina que Sara tiene facultades como para criar a nuestra hija; cosa con la que estoy totalmente de acuerdo, pero por otra dice que la relación conmigo es tóxica. Creen que Sara está manipulada y eso no es real. Sé que no está bien visto por la sociedad pero yo nunca manipulé a mi hija ni abusé de mi poder. Los técnicos me tachan de criminal, pederasta y mala persona; me achacan que no quiero colaborar con ellos pero es que me miran como si fuera culpable. No quiero que me traten así. Dejé de colaborar con ellos tras muchas preguntas incómodas que me encienden como padre. Yo no abuso de mis hijos y no quiero escuchar nada parecido.

¿En qué situación estás con tus hijos actualmente?

Tengo seis hijos en total. Una de ellas es Sara y la hija que tuvimos el año pasado. Los otros cuatro se encuentran internados en centros de menores. No sé como ha podido ocurrir esto. Yo no hubiera permitido nunca que se separara a la familia. Creo que han arremetido contra todos sólo por llevarme a mí por delante. Mi sueño sería volver a tener a toda mi familia unida. Querría tener mi relación, a mi hija y al resto de mi familia. Todos juntos. Y aún teniendo esa esperanza, estoy dispuesto a retirarme para que Sara pueda cuidar de nuestra hija.

¿Te arrepientes de algo?

Honestamente, no. Y si un caso me arrepiento de haberlo contado principalmente por el daño que esto le está causando a Sara. No puedo entender como no se piensa en ella. Le están quitando el derecho de criar a su hija. ¿Quien se pone en su pellejo? ¿Su madre? ¿El IMAS? Si me retiro, es por el beneficio de Sara y de la niña. Y sí, sinceramente debí haber pensado las cosas un poco mejor, me dejé llevar por el corazón.

¿Has podido ver a tu hija pequeña?

No me han dejado verla. Desde el 16 de noviembre de 2015 que nos retiraron la custodia no la he vuelto a ver. Se están dejando llevar por un tabú moral y no se están rigiendo por el beneficio y bienestar de mi hija.

El IMAS comenzó la investigación familiar de este caso hace casi ocho años, cuando se recibió una denuncia por parte del centro escolar porque los niños parecían desatendidos. Se iniciaron varias valoraciones por parte de servicios sociales enfocadas a todo el núcleo familiar. Tras la separación, Cris comenzó la relación con su hija. Tiempo después, Sara se quedó embarazada y decidieron contar la verdad. Su madre, exmujer de Cris, decidió denunciarlo. El IMAS determinó retirar la custodia de la niña recién nacida; según los padres, alegando que la joven no está capacitada y que no cuenta con medios económicos suficientes. Poco después, se le retiró al matrimonio también la custodia de los hermanos de Sara. Tras la vista de hoy, se ha decidido darle una oportunidad a la joven madre, que deberá mantener una cita con un técnico de menores. La posibilidad más cercana sería la integración de Sara en un centro para que pudiera criar allí a su hija; eso sí, siempre que se demuestre que ya no mantiene relación con el padre de la niña. Él, mientras tanto, continúa en la lucha de la custodia de sus hijos, “puede que lo que haya hecho esté mal visto, sea ilógico o extraño; pero tengo derecho a vivir mi vida junto a mi familia”, concluye.