Montse Seijas

La diputada autonómica de Podemos Montse Seijas, expulsada inicialmente por la formación a nivel autonómico, ha reiterado que, a pesar de que recurrirá la decisión ante el Comité de Garantías Estatal, se da “por expulsada del partido”, y que continuará como parlamentaria.

“Soy una persona confiada por naturaleza hasta que me dan motivos para dejar de serlo”, señala en una carta remitida a Efe, en la que alude a publicaciones de prensa en las que un exmiembro del Comité de Garantías Estatal de Podemos critica las resoluciones de este órgano.
[adrotate banner=”125″]
La Comisión de Garantías de Podemos en Baleares expulsó el pasado lunes a la presidenta del Parlament balear, Xelo Huertas, a Seijas y al dirigente Daniel Bachiller tras el expediente abierto a los tres por la supuesta amenaza de las dos primeras de votar en contra de los presupuestos autonómicos para 2017 si no contemplaban financiación para el laboratorio científico que dirige Bachiller.

Huertas y Seijas anunciaron recurrir la decisión de la formación ante los órganos estatales de Podemos, pero ésta última ya adelantó el pasado miércoles que el Comité Estatal de Garantías ratificará la expulsión sin escuchar sus argumentos de defensa, tras la acusación del incumplimiento el código ético del partido.

“Además confirmo que la procedencia del archivo de mi resolución procedente de la Comisión de Garantías Democráticas Balear; procede de Pablo Fernández, miembro de la Comisión de Garantías Estatal, por lo que seguiré los trámites pero ya sé la línea que seguirá la resolución de Estatal; lo que sí pretendo es que tengan que retratarse una vez más y expongan los argumentos que existen para mi expulsión del partido”, dice Seijas en la carta.

“Este último hecho ha sido lo que me ha dado de nuevo fuerzas, que estaban bajo cero, para retomar la defensa del ideario que me hizo salir de mi casa y convertirme en una servidora pública”, incide.

En su opinión, se la está engañando a ella, “a las personas que se les ‘vende’ que este es un proceso garantista y justo y a los militantes que se les trasmite información sesgada sin facilitar la información y versión de todas las partes”.

“Me considero en la obligación moral de defender todo aquello en lo que creí cuando me apunté a Podemos y veo que se está vulnerando. Podemos no son las personas visibles, son los 5 millones de personas que se creyeron la forma y el contenido de este proyecto; las personas que ponemos cara al proyecto somos simples instrumentos y servidores de esa gente anónima que nos ha dado su voto y su confianza”, insiste.

Por eso, precisa, se siente “legitimada” por quienes votaron a Podemos para continuar como diputada en el Parlament balear, ya es “la única opción” que le han dejado para defender su “honorabilidad y buen nombre”.

“El tiempo y los actos de las personas implicadas en este tema darán y quitarán razones y sólo espero estar a la altura de toda las personas que me están dando soporte y ánimo para continuar con esta tarea iniciada en el Parlament de las Illes Balears el pasado junio del 2015”, concluye.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.