Foto:EUROPA PRESS

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha advertido este lunes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de que con la oferta de diálogo que ha lanzado a Cataluña, sea bienintencionada o no, no frenará la voluntad de los catalanes de ser independientes.

“Cuando uno es pueblo y es soberano y tiene conciencia de ello –Cataluña– no lo frenará el simulacro de operación diálogo”, ha expuesto en el acto de presentación del libro ‘La República Catalana’ (Ara Llibres) del catedrático Ramón Cotarelo celebrado en el Teatro Romea de Barcelona.

[adrotate banner=”125″]

También ha avisado de que el proceso soberanista no lo parará ni una oferta de nueva financiación ni un nuevo plan para mejorar Rodalies: “Que a estas alturas alguien piense que lo puede arreglar con la versión 2.0 del Pacto del Majestic –pacto de gobernabilidad entre el PP de Aznar y la CiU de Pujol– es ofensivo”.

El presidente catalán ha asegurado que el proceso soberanista no se acaba con promesas de más dinero para la Generalitat: “Me temo que esta vez no. Quien piense que esto va de la reforma de la financiación o del tercer plan de Rodalies, es que no ha entendido nada. Nos ofende un poco”.

Puigdemont se ha pronunciado en estos términos el mismo día en que Rajoy ha convocado la Conferencia de Presidentes para el 17 de enero, un acto al que el presidente catalán ya ha avanzado que no piensa acudir porque reclama un “trato bilateral” del Estado con Cataluña.

Ha criticado específicamente a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, por asegurar que la independencia no es una voluntad extendida en Cataluña: “Los millones de personas que salen a la calle no son la Generalitat. Es un pueblo que ella debería escuchar por el cargo que tiene”.

También ha asegurado que esta ‘operación diálogo’ no se ha concretado en ninguna reunión con responsables de la Generalitat: “No hay nada más de lo que se publica. Anuncios aparentemente bienintencionados, un conjunto de visitas a Barcelona y exactamente cero reuniones con el Govern”.

PRESUPUESTOS CON LA CUP

El presidente catalán ha asegurado que ni la oferta de diálogo del Estado ni la aprobación o no de los Presupuestos de la Generalitat de 2017 -que dependen de la CUP– serán “obstáculo” para frenar el proceso de independencia que defiende su Govern.

“La arquitectura de la independencia depende de la voluntad de la gente y si somos fieles a ellos no tenemos que poner obstáculos”, ha explicado, confiando así que los ‘cupaires’ darán su aval definitivo a las cuentas de la Generalitat para el año que viene.

“No concibo que no puedan haber unos Presupuestos el año que hemos decidido convocar el referéndum”, ha concluido Puigdemont, que ha asegurado que no renuncia a pactar esta consulta con el Gobierno central, aunque no tiene mucha confianza.

También se ha mostrado convencido de que, si un Gobierno central decidiera pactar una referéndum con Cataluña, los votantes del conjunto del Estado lo entenderían: “No creo que hubiera un rechazo social español a esta idea”.

Días antes de que Forcadell tenga que declarar ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Puigdemont ha reiterado su petición al Gobierno de que abandone la vía de judicializar el proceso soberanista: “La solución es política o no es”.

LAS COSAS POR SU NOMBRE

Cotarelo ha defendido la legitimidad de los independentistas de reclamar un Estado para Cataluña, y ha argumentado que si así lo quieren es para “protegerse como nación” porque, a su juicio, España no ha sabido defender los intereses de los catalanes.

También ha explicado que a él no le gusta el término ‘derecho a decidir’ porque considera que es un eufemismo del derecho de autodeterminación que, a su juicio, sí tiene Cataluña: “Desde siempre he sido bastante castellano y las cosas las llamo por su nombre”.

Entre el público ha destacado la presencia de los presidentes de la ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart; del exdiputado de la CUP Antonio Baños; de los diputados de JxSí en el Parlament Albert Batet y Josep Maria Forné y de la diputada de ERC en el Congreso Ester Capella.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.