Maria del Mar Bonet celebra 50 años de carrera con un “guiño al pasado” y su nuevo disco

La cantante mallorquina Maria del Mar Bonet celebra este 2017 sus 50 años sobre los escenarios con un “guiño al pasado”, rememorando su repertorio formado por 35 discos, pero sobre todo centrará la celebración en la presentación de su nuevo disco ‘Ultramar’, grabado en Cuba y que se publicará en el primer trimestre de 2017.

Lo ha dicho el comisario Oriol Ferrer en la presentación del 50 aniversario de carrera de la artista, que ha tenido lugar este lunes en la Ovella Negra de Barcelona y ha contado con un pequeño concierto de Bonet, que ha recordado que fue en este local donde debutó como profesional.

[adrotate banner=”125"]

La conmemoración arrancará con dos conciertos, los días 21 y 22 de diciembre, en Lluïsos d’Horta en Barcelona, el barrio donde se instaló cuando llegó a la ciudad, que darán paso a una extensa gira en Baleares, Catalunya, Comunidad Valenciana, Italia, Túnez, Reino Unido, Egipto, Grecia y Chipre.

El 10 de febrero, en el marco del festival Barnasants, la cantautora compartirá escenario con Quico Pi de la Serra para volver a interpretar su disco en común ‘Quico-Maria del Mar’, que grabaron en 1979 con motivo de dos conciertos realizados en el Teatre Romea de Barcelona.

Su disco ‘Ultramar’, en el que está acompañada por el pianista José Maria Vitier, el contrabajista Jorge Reyes, el tresero Pancho Amat y el flautista Jose Luis Cortés, se estrenará el 22 de septiembre en el Gran Teatro de la Habana (Cuba), y llegará al Gran Teatre del Liceu de Barcelona el 13 de octubre.

Arropada por amigos y compañeros de profesión, Bonet ha admitido que celebrar 50 años le produce “un poco de vértigo”, y ha agradecido a su familia haberla acompañado durante estos años, especialmente a su hermano, quien la introdujo a Els Setze Jutges y trajo una guitarra a casa.

Ha recordado que llegó impulsada por el interés de aprender cerámica a Barcelona, una ciudad que “caminaba contra el franquismo y hacia las libertades y con una ebullición cultural intensa”, que hizo que se sintiera como en casa, pero acabó decantándose por la música.

Maria del Mar Bonet ha relatado que el escritor y miembro de Els Setze Jutges Josep Maria Espinàs, que también la ha acompañado en la presentación, es “uno de los culpables más grandes” de que se haya dedicado a la música, ya que lo primero que le dijo es que tenía que grabar un disco.

“La vocación no llega de repente. No he considerado nunca mi forma de cantar como un trabajo sino como un oficio donde podía desarrollar mi vocación”, y ha añadido que primero aprendió de los intérpretes de La Nova Cançó y posteriormente ha bebido de músicos de todo el mundo.

“Siempre he querido formar parte de las voces del Mediterráneo”, ha afirmado la artista, que siente que su voz forma parte de las de todo el mundo en las que busca Mallorca, como África, Grecia, Turquía, Egipto y Siria, y ha añadido emocionada que aún discos por hacer y canciones que cantar.

SOLIDARIDAD CON LOS REFUGIADOS

Entre las actividades de la conmemoración de los 50 años en los escenarios, destaca un concierto en solidaridad con los refugiados en colaboración con la ONG Proactiva Open Arms, que tendrá lugar el 27 de mayo en Ventalló (Girona).

Además, la celebración también contará con una exposición con fotografías inéditas inspiradas en la persona y el trabajo de la artista mallorquina realizadas por su amigo y fotógrafo Toni Catany, que durante septiembre se podrá visitar en Llucmajor (Mallorca).

El acto ha contado con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; el representante de la artista, Yanni Munujos, y compañeros del mundo de la música, como Quico Pi de la Serra, Manolo García y Josep Maria Espinàs, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here