Los Bomberos de Palma siguen achicando el agua de las calles de Es Pla de Sa Casa Blanca tres días después de que un temporal de viento y lluvias dejara completamente anegada la zona.

[adrotate banner=”124″]

Los vecinos del barrio, situado cerca de Sant Jordi, siguen con medio metro de agua en sus hogares, según han explicado los Bomberos en su cuenta oficial de Twitter.

Las lluvias torrenciales requieren de la labor continuada de drenaje por parte de los Bomberos, puesto que dejaron campos de cultivo anegados y calles llenas de agua, afectado a medio centenar de personas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.