Foto: FFT

El australiano Nick Kyrgios, número 13 del mundo, cree que la suspensión impuesta por el ATP a finales de la pasada temporada le ayudará para aspirar a colocarse entre los diez primeros jugadores del mundo en 2017.

[adrotate banner=”125″]

“La suspensión ha servido para relajarme y pasar más tiempo con mi familia y mi novia también. Otra forma de mirar a la suspensión es que he tenido más tiempo libre para estar con la gente que quiero y también he estado entrenando para prepararme para el 2017”, subrayó Kyrgios a Fox Sports después de ayudar a los Slammers de Singapur al título de la liga india de tenis, donde también estaba el español Carlos Moyá y el chipriota Marcos Baghdatis.

El jugador de 21 años recibió una multa de 25.000 dólares (23.568 euros) y una prohibición de dos meses de la ATP sin poder competir por dejadez durante un partido en el Masters 1000 de Shanghai. Sin embargo, la prohibición se redujo a tres semanas después de que aceptara ver a un psicólogo deportivo.

“La ATP me pidió que viera a un psicólogo que me ayudara y lo he estado haciendo. Obviamente no habría querido ser suspendido, pero me ha dado tiempo para pensar y analizar lo que tengo que mejorar”, confesó el joven tenista ‘aussie’, que consiguió este año los títulos de Marsella, Atlanta y Tokio.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.