La auditora Standard & Poor’s ha elevado su consideración sobre la solvencia económica en Baleares, desde el BBB de los últimos años al índice BBB con perspectiva estable, debido principalmente a la confirmación de la mejora de los ingresos tributarios.

Según informa en un comunicado la Conselleria de Hacienda y Administraciones Públicas, la última revisión del riesgo financiero de Baleares de marzo ya expresaba una mejora de la situación del archipiélago, que a pesar de no suponer un avance de la calificación, sí motivó la reseña de perspectiva positiva.

La tendencia apreciada hace siete meses se ha vuelto a confirmar ahora, con el cambio a BBB con perspectiva estable, destaca.

[adrotate banner=»125"]

Según la firma evaluadora de riesgo, el motivo principal del cambio de situación se debe a la confirmación de la mejora de los ingresos tributarios, que ha provocado que el peso de la deuda pública sobre la economía de Baleares sea menor.

La auditora aprecia también el esfuerzo por la reducción del déficit, que ha sido exitoso, así como «la fortaleza de la economía de las Islas Baleares».

En el informe publicado, S&P pronostica para Baleares unos resultados presupuestarios de 2016 «significativamente mejores» que los de 2015, que permitirán reducir la carga financiera de la deuda «a menos del 270 % de los ingresos consolidados».

No obstante, S&P mantiene la calificación de «débil» para la situación de Baleares, puesto que «pesa la deuda del pasado», y además, se detecta una «baja capacidad para generar efectivo», en un hecho que se compensa con el «fuerte acceso» de Baleares a los mecanismos de liquidez del Estado.

Por el contrario, y en comparación a otras comunidades autónomas del Estado, el informe indica que a pesar de ser «una de las regiones más ricas del Estado, con un PIB per cápita del 104,7%», Baleares no se beneficia de su riqueza relativa a consecuencia de ser «un contribuyente limpio a las fuertes transferencias de nivelación en el sistema de finanzas públicas españolas», en referencia al comportamiento al sistema de financiación autonómica.

El director general del Tesoro, Política Financiera y Patrimonio, José Luís Gil, ha afirmado que la evaluación de S&P «va en la línea de mejora en la gestión del Govern, que incide a la alza en todos los indicadores económicos», como es el caso del «rating» de solvencia financiera.

Para Gil es evidente «la incidencia de la elevada deuda» dentro de la economía de Baleares (30,9 % del PIB), según las últimas cifras del Banco de España en el segundo trimestre de 2016.

«En la medida en que el nuevo sistema de financiación sea más justo que el actual, debemos que tener en cuenta la responsabilidad de reducir la deuda», contando igualmente para este objetivo con la alternativa de la condonación de la deuda que Baleares mantiene con el Estado, ha añadido.

En opinión de Gil, cuando Baleares deje de percibir financiación a través de los mecanismos del Estado, la mejora del «rating» permitirá volver acceder en condiciones de normalidad a los mercados tradicionales para obtener liquidez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.