Un jurado popular juzgará mañana a Munar por el soborno de Can Domenge

Maria Antònia Munar
Foto: EUROPA PRESS

La expresidenta del Consell de Mallorca, del Parlament y de UM, Maria Antònia Munar, encarcelada por dos condenas por corrupción que suman 11,5 años, se enfrenta desde mañana al juicio ante un jurado popular acusada de exigir y cobrar un soborno de 4 millones de euros a cambio del solar público de Can Domenge.

La Fiscalía Anticorrupción solicita para Munar una pena de 4 años de cárcel y multa de 7 millones de euros por un delito de cohecho pasivo presuntamente cometido en 2006.

La antigua líder de Unió Mallorquina (UM) cumple en la cárcel de Palma desde julio de 2013 una condena de 5,5 años y medio por el caso Maquillaje y otra de 6 años por prevaricación, fraude y revelación de información confidencial en la parte ya juzgada de este mismo caso Can Domenge.
[adrotate banner=”100"]
Munar será juzgada por el tribunal del jurado junto al exvicepresidente del Consell de Mallorca Miquel Nadal, el exconseller de Territorio Miquel Vicens y el empresario Roman Sanahuja, así como Miquel Llinàs, acusado de complicidad en el cohecho.

Los tres fueron igualmente condenados en el primer juicio de Can Domenge por su participación en los hechos, que han confesado, por lo que la Fiscalía solicita para ellos por cohecho 1 año y 10 meses de cárcel y 3 millones de multa en el caso de Nadal; 1 año y medio para Vicens, con multa de 2 millones, y 6 meses de cárcel para Sanahuja.

Miquel Llinàs, que actuó como intermediario en el cohecho por encargo de Vicens, según admitieron ambos, se enfrenta a una pena de 8 meses de cárcel.

Los fiscales Joan Carrau y Miguel Ángel Subirán, que no han aceptado las condiciones que solicitaba Munar para un acuerdo de conformidad, según han informado diversos medios, mantienen en su escrito de acusación que la líder de la extinta UM, Nadal y Vicens se concertaron para exigir 4 millones a la empresa de Sanahuja, Sacresa, a cambio de Can Domenge.

El Consell había convocado un concurso público para vender esos terrenos públicos en el que recibió una oferta de 60 millones de euros pero lo adjudicó a Sacresa por la mitad a cambio de 2 millones en metálico antes de la adjudicación otros 2 antes de firmar el contrato, según han admitido tanto el empresario como Vicens y Nadal.

Estos dos últimos fueron condenados a 8 meses y 4 años de prisión, respectivamente, en el primer juicio del caso Can Domenge y, como Munar, cumplen varias condenas por corrupción. Sanahuja fue condenado a 1 año de cárcel.

El promotor inmobiliario, según consta en el escrito de acusación, ordenó la extracción del dinero exigido de las cuentas de su empresa y organizó su transporte a principios de 2006 desde Barcelona a Palma, donde lo recogió Llinàs, que lo entregó a Vicens, quien a su vez lo repartió con los entonces presidenta y vicepresidente del Consell.

Estos hechos fueron admitidos por Vicens, Llinàs y Sanahuja antes del juicio por prevaricación de 2013, y en la vista oral confesó Nadal, mientras que Munar negó su participación en el soborno.

El juicio con jurado que comienza mañana, para el que se prevé que se celebren sesiones de mañana y tarde si es necesario, se prolongará hasta el martes, aunque el veredicto del tribunal popular podría demorarse más.

3 Comentarios

  1. Observen la Foto: los aires, el porte mayestático, el outfit de miles de euros … Y al fondo, se ve el X5 de su marido, coche nada proletario, y con bola de remolque para llevar algún juguetito de los que nos robaron.

    • Buena pregunta y fácil respuesta: nunca. Yo cambiaría el código penal de tal modo que no se sale de la carcel si no se devuelve todo lo robado, y si falta algo, se venden los bienes para compensar. Lo de ahora es un cachondeo, esto de rebajar la pena por confesar el delito … Vergonzoso

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here