Foto: EFE/Sergio G. Cañizares

Los últimos tres detenidos por la Guardia Civil en Ibiza y en La Rioja por apoyar las actividades de la organización terrorista Dáesh pasan mañana a disposición de la Audiencia Nacional, según han indicado a Efe fuentes jurídicas y de la investigación.

Se trata de dos imanes, el titular y el auxiliar de la mezquita Masllid al Fath de Ibiza, que fueron arrestados el martes, quienes serán interrogados por el juez Eloy Velasco, en tanto que el detenido ayer en la localidad riojana de Calahorra pasará a disposición del magistrado José de la Mata.
[adrotate banner=”102″]
Los detenidos en Ibiza son A.E.M. y J.R., de 31 y 35 años, capturados en un operativo en el que participaron unos 100 agentes de la Guardia Civil.

Según el Ministerio del Interior, los detenidos comenzaron a incrementar su actividad en internet y redes sociales en 2012, coincidiendo con el fenómeno de las primaveras árabes y el éxodo masivo de combatientes extranjeros para integrarse en las filas del grupo terrorista Dáesh en Siria e Irak.

Además, los dos imanes fueron denunciados en julio de 2010 por agredir a unos menores en la mezquita y fueron multados por lesiones, aunque este caso nada tenía que ver con actividades relacionadas con el terrorismo yihadista.

Interior ha resaltado la “influencia” que ambos tenían sobre los integrantes de la comunidad islámica de la isla, sobre todo con los menores que asisten a las clases impartidas por ellos mismos en la mezquita.

Uno de ellos, A.E.M., utilizaba su perfil personal de Facebook como plataforma para difundir propaganda del Estadio Islámico, el mismo que usaba para realizar gestiones propias de la comunidad islámica que dirigía y para mostrar públicamente su apoyo al grupo terrorista, facilitando el acceso a productos mediáticos del Dáesh como vídeos y enlaces a diversas publicaciones.

Los detenidos no dudaban en ensalzar la actitud de aquellos musulmanes que han decidido viajar a distintos escenarios de conflicto para “hacer la yihad”.

Mientras, el detenido en Calahorra por la Guardia Civil, A.B., de 30 años, también utilizaba las redes sociales para defender los postulados de Dáesh y se estaba autoradicalizando.

Incluso, llegó a defender los atentados de Niza, en los que fallecieron 84 personas.

Al parecer, A.B. se desplazó de Pamplona a Logroño el pasado mes de febrero porque se sentía vigilado o sospechaba que podía estar controlado por las fuerzas de seguridad.

Con estas dos detenciones, desde 2015, año en que se elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a 157 yihadistas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.