“A mí me encanta mi trabajo, pero hacerlo en estas condiciones te deja psicológicamente destrozado”, así de contundentes hablan algunos de los trabajadores de la empresa SSG (Servicios Socio-sanitarios Generales) debido a la situación de pagos atrasados y deficiencias en el servicio que sufren desde hace ya algún tiempo. Desde UGT, en representación de la mayoría del comité de empresa, se ha exigido hoy a la Administración que se establezcan medidas para paliar esta situación.

Durante una concentración a las puertas de la empresa SSG, los trabajadores han explicado que sufren atrasos desde el mes de enero de este año relacionados con una subida de salarios y diversas pagas extras. El origen del conflicto se remonta al 2011; cuando debido a la crisis y los recortes de la administración en los servicios mencionados; los trabajadores decidieron acceder a congelar sus salarios y “perdonar a la empresa algunas pagas para que se ahorrasen la cantidad necesaria para seguir adelante con el servicio” explican.

[adrotate banner=”102″]

Las condiciones para llevarlo a cabo pasaban por diversas gratificaciones que los trabajadores recibirían una vez que mejorara la situación económica de la empresa; cosa que aún no se ha cumplido. “Somos unos 350 trabajadores afectados en total, en Mallorca se debe más de medio millón de euros, en las Pitiusas y Menorca, otros cien mil euros más por provincia; en total la deuda con los trabajadores asciende a unos 750.000 euros”, cuenta Paco Muñoz, delegado del comité de empresa.

La empresa defiende que no puede pagar a los trabajadores si no recibe el dinero que le adeuda la administración, pero los trabajadores son los mayores perjudicados de esta situación. “Ellos no nos pagan porque no les pagan; pero tu no puedes ir al banco y decir que no pagas tu hipoteca porque tu empresa no te paga”, afirman enfadados.

Por otro lado, la empresa es la principal adjudicataria del servicio, después de que se convocara el pertinente concurso público, algo que indigna a los trabajadores porque no se explican como una empresa que se encuentra en tal situación de impagos puede ser aprobada por el Govern para volver a dar cobertura al mismo servicio. “Sabemos que ahora está paralizado porque ha habido quejas respecto a esta adjudicación del servicio y de hecho es un poco temerario por parte de la administración”, comentan.

Algunos de los trabajadores, como Carolina Llompart, técnico de emergencias sanitarias, están pendientes de más de dos mil euros; aunque no es sólo eso lo que les preocupa. “Cuando cuentas con un dinero y no te llega, toda tu vida cotidiana se ve afectada pero ya no es sólo que afecte a nuestra vida personal es que afecta a todo el servicio; los vehículos no funcionan bien, rampas y escalones rotos en las ambulancias que no se arreglan, fugas de humo del tubo de escape que entran en la cabina de asistencia; no se puede dar un buen servicio así”, explica.

Muchos sufren las quejas de los propios pacientes; ya que algunos hacen un uso habitual a causa de acudir a rehabilitación o diálisis. “Nosotros nos llevamos la peor parte, la gente se crispa y lo paga con nosotros y eso frustra muchísimo. La empresa dice que no hay dinero para cambiar ciertas cosas pero nosotros seguimos cumpliendo aunque no cumplan con nosotros”, cuenta otro trabajador; “a lo mejor no son conscientes de que trabajamos con personas”, concluye rotundo.

Los trabajadores no descartan llegar incluso a una convocatoria de huelga y alegan que ni la empresa ni el Govern están implicados en buscar la solución al problema. Asimismo, el malestar entre la plantilla se va agravando; algunos trabajadores, que forman parte de otros sindicatos, no secundan la huelga; por lo que se crea división entre ellos. “Es lo que quieren, juegan con los sindicatos, con nosotros; si estuviéramos todos unidos saben que tendríamos más fuerza y por eso provocan que nos dividamos”. Desde UGT, se exige que se cumpla el convenio colectivo en vigor, ya firmado y pactado en su momento.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.