Foto: EFE/Javier Lizón

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha enviado hoy una carta a todos los diputados socialistas para que acaten en bloque la decisión del Comité Federal de abstenerse ante Mariano Rajoy y comunicarles que no es posible la ruptura de la disciplina de voto por razones de conciencia.

Hernando ha remitido este escrito ante el anuncio de varios diputados del PSOE, entre ellos los catalanes, de que desobedecerán al Comité Federal y no se abstendrán.

En la carta, a la que ha tenido acceso EFE, Hernando asegura que la resolución del máximo órgano del partido es “un mandato expreso al grupo parlamentario” sobre el sentido del voto en la sesión de investidura, tanto en la primera como en la segunda votación.

Hernando recuerda que el reglamento del grupo socialista, de acuerdo con los estatutos del partido, establece que el pleno del grupo es “competente para decidir sobre las cuestiones en las que deban pronunciarse las Cámaras, siempre que el Comité Federal o la Comisión Ejecutiva Federal no hubieran manifestado con anticipación un cambio de directriz”.
[adrotate banner=”102″]
Por ello, considera que “no corresponde al pleno del grupo la competencia para decidir sobre el sentido del voto en esta sesión”.

El portavoz socialista también descarta que el pleno pueda “excepcionalmente acordar la libertad de voto por razones de conciencia”, puesto que esta vía “solo es posible cuando la decisión sobre el sentido del voto corresponde al propio pleno del grupo parlamentario”.

Hernando ha remitido esta carta a todos los diputados, también al exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez, antes de que se celebre la reunión del grupo socialista en el Congreso (16.00 horas).

Algunos diputados díscolos reclaman que sea posible el voto libre en conciencia, mientras que otros son partidarios de que la abstención no sea en bloque, sino mínima -once diputados- con el fin de poder conciliar el mandato del Comité Federal con su no a Rajoy.

Al menos hay doce diputados que han comunicado que van a desobedecer, entre ellos los del PSC, Margarita Robles, Odón Elorza, Susana Sumelzo, Rocío de Frutos y Zaida Cantera.

Hay otro grupo también inclinado al voto en contra, pero que prefiere apurar los plazos para ver qué decisión adoptan en la segunda votación.

También está la incógnita de qué hará Sánchez, quien no ha dado pistas de si mantendrá su no a Rajoy o si no acudirá a la votación.

El secretario general del grupo socialista, Miguel Ángel Heredia, no ha querido anticipar qué sanciones se podrían adoptar en caso de que estos diputados incumplan la disciplina de voto.

“No vamos a adelantar acontecimientos. La dirección del grupo va a trabajar y esforzarse al máximo para conseguir que el grupo vote el sábado unánimemente lo que aprobó el Comité Federal”, ha afirmado Heredia en declaraciones a los periodistas en el Congreso.

El ‘número dos’ del grupo socialista ha subrayado que van a “trabajar con todas las fuerzas y ganas” para que no haya diputados desobedientes, si bien ha admitido que es una “tarea compleja”.

A pesar de la insistencia en las preguntas, Heredia no ha querido concretar si se impondría una multa económica a los díscolos o, incluso, si se les podría expulsar del grupo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.