El Consell de Formentera ha registrado la entrada de 221.523 vehículos de no residentes en el Parque Natural de ses Salines desde mediados de mayo y hasta el pasado 2 de octubre, ha informado hoy el Consell

En total, según datos facilitados por el Consell, se han contabilizado 76.415 coches de no residentes y 145.108 motos, lo que supone 6.916 coches y 19.986 motos más que en las mismas fechas del año pasado.

[adrotate banner=”102″]

La consellera de Medio Ambiente, Daisee Aguilera, ha destacado que el aumento principal de vehículos se ha dado en los extremos de temporada aunque también “ha habido un incremento de rotación de vehículos durante la temporada alta”.

Desde el Consell recuerdan que en total hay aparcamiento para 384 coches y 1.132 motos.

Además, este año por primera vez se ha prohibido la entrada a los quads para minimizar los impactos y se ha regulado el acceso de autobuses del servicio regular y discrecional para acabar con las aglomeraciones de gente que se producía en horas punta.

Asimismo, se ha restringido la entrada de los vehículos de gran volumen, que llevan mercancías en los restaurantes de la zona, durante el horario de máxima afluencia de turistas.

Con estos datos, la empresa concesionaria, Ibifor, ha recaudado 878.108 euros, 62.124 más que en 2015.

De este dinero, el Consell recibe 140.000 euros más una parte variable dependiendo de los ingresos y que este año asciende a 78.175 euros.

El Consell reinvierte este dinero en el mismo Parque Natural con “acciones de mantenimiento” de la zona como puede ser la señalización y arreglo de caminos o la limpieza viaria y recogida de residuos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.