Acaba la instrucción del caso Over contra Matas y Rodríguez por malversación

FOTO: EFE/CATI CLADERA

El juez de Palma José Castro ha dado por finalizada la instrucción de una parte del caso Over y prosigue el procedimiento contra el expresidente Jaume Matas y el exconseller de Interior José María Rodríguez por delitos continuados de tráfico de influencias, prevaricación, malversación, fraude y falsedad.

El magistrado de Instrucción número 3 de Palma ha dictado hoy el auto de transformación en procedimiento abreviado de la subpieza número 3 del llamado caso Over, que se refiere a los contratos con la empresa Over Marketing MCW por parte de la Conselleria de Interior en 2004, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

Además de Matas y Rodríguez, el caso prosigue también contra el dueño de Over Marketing, Daniel Mercado, y la entonces secretaria general técnica de la Conselleria de Interior Maria Luisa de Miguel.
[adrotate banner=”102"]
Castro ha ordenado que continúe mediante procedimiento abreviado el trámite de esta subpieza del caso Palma Arena (Over es a su vez la pieza número 27 de dicha macrocausa) y da 10 días a las acusaciones (Fiscalía, Abogacía de la comunidad y PP balear) para que formulen escrito de acusación pidiendo la apertura de juicio o bien soliciten el archivo.

Esta causa comenzó cuando se averiguó que Over había sido favorecida con muy diversas adjudicaciones, a raíz de la investigación de la concesión a esa empresa de un contrato público del Ayuntamiento de Inca por 20.300 euros para una encuesta sobre calidad de vida, de saberse que además había realizado la campaña electoral del PP balear en las autonómicas de 2003 y que también estaba investigada en el sumario del caso Gürtel.

Castro ha recordado en el auto que Mercado admitió en su declaración como investigado que antes de abrir una delegación de Over en Palma, ya tenía contratos verbales con la administración.

La empresa emitió dos facturas a la Dirección General de Función Pública de la Conselleria de Interior por 9.048 y 11.832 euros que, según el juez eran por un mismo trabajo que se fraccionó para eludir un procedimiento negociado y posibilitar una adjudicación directa “menoscabando gravemente los principios de libertad de concurrencia e igualdad”.

Mercado atribuyó a Rodríguez el encargo de la creatividad de la imagen de la Policía Turística mediante un pacto verbal, por alrededor de 20.000 euros que se debía cobrar mediante dos facturas de menos de 12.000 euros para eludir el procedimiento negociado.

Over cobró otra factura de 20.880 euros de la empresa adjudicataria de un concurso público para construir los pabellones de Baleares para 7 ferias turísticas a las que asistiría la comunidad en 2004.

Según Mercado, Rodríguez le había prometido que le adjudicaría la construcción del expositor de Baleares para Fitur, pero después de haber empezado a trabajar en ello, el conseller le informó de que el concurso por 1,1 millones se tenía que adjudicar a otra empresa a la que tenían que compensar trabajos y le indicó que facturase lo que habían gastado a esa otra compañía.

Mercado aseguró que Matas y Rodríguez “tenían todo el poder para decidir a quien se adjudicaba el concurso”.

Over cobró además 90.000 euros por las labores de dinamización del expositor de Baleares en Fitur 2004, impuesta también por Rodríguez. El importe se hinchó porque el precio ya estaba pactado con el conseller de Interior y con Matas, según dijo Mercado.

En el auto en el que da curso al procedimiento, Castro archiva la causa para otras tres personas que fueron investigadas. El auto no es firme y caben contra él recursos de reforma y apelación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here