La Asociación Sosdesaparecidos ha presentado al Ministerio de Interior un documento con las 11 medidas urgentes en relación a los miles de casos de personas desaparecidas y el sufrimiento de las familias ante esta situación.

En España cada día desaparecen entre tres y cuatro personas de las que jamás volvemos a saber nada; ello equivale a ese 8% de casos que según el Ministerio quedan sin resolver e incrementa la suma de 14.000 personas desaparecidas.

[adrotate banner=”11″]

Ante la situación actual; es necesario tomar medidas urgentes y consensuadas encaminadas a favorecer la labor policial, búsqueda y difusión; así como la atención a las familias que son las verdaderas víctimas de esta situación. Las familias de desaparecidos deben aprender a sobrevivir desde el minuto siguiente a la temida desaparición.

Así mismo, Sosdesaparecidos pide al Ministerio igualdad de trato en todos los casos de desaparecidos; ya que “es un derecho constitucional recogido en el artículo 1 de nuestra constitución” afirma, Joaquin Amills presidente de esta asociación. No se trata de restar medios a unos pocos casos sino detodo lo contrario; sumar a todos los otros casos.

Esta desigualdad queda reflejada en casos como por ejemplo el de Eustaquio Mutuberria, de 79 años de edad, con dificultades para andar y que desapareció en 2012.  Su cuerpo sin vida fue encontrado por un vecino que estaba paseando el pasado mes de agosto de este año, a solamente 8 kilómetros de su domicilio. Más de 48 meses en ser localizado, sin vida. Esta es la desigualdad de la que día a día son testigos en Sosdesaparecidos; sobre todo ante la impotencia de los familiares.

Es importante la difusión de las personas desaparecidas, y en ello juegan un papel importante los medios de comunicación, las familias y asociaciones necesitamos la colaboración de los distintos medios. Prensa escrita, digital, televisión y radio tienen un papel fundamental cuyo único fin debe ser la búsqueda de la persona desaparecida y la concienciación del drama que viven miles de familias. Vemos a menudo como lo que debe ser información constructiva para la localización de una persona desaparecida, se convierte en sacar a la luz temas familiares, hipótesis de investigaciones, y un largo etcétera que solamente provoca daño a los familiares y entorpece la labor de los cuerpos de seguridad. Pedimos a los medios sepan diferenciar y discernir  la información necesaria para encontrar a la persona desaparecida a la de rellenar espacios y audiencia con la morbosidad.

Según la asociación, “mejorar los protocolos de actuación y la atención a las familias no es cuestión de grandes partidas presupuestarias; es saber escuchar y tener voluntad política”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.