La Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca abrirá un expediente a un campo de golf, ubicado en uno de los municipios en prealerta de sequía de las islas, que no tenía autorización y además utilizaba agua potable en lugar de regenerada, como determina la ley.
[adrotate banner=”11″]

El conseller de Medio Ambiente, Vicenç Vidal, ha informado hoy en la rueda de prensa para facilitar datos de sequía , al ser consultado sobre este asunto, de que se han llevado a cabo cuatro inspecciones a campos de golf, de los cuales uno será sancionado.

Las sanciones muy graves en este tipo de situaciones pueden llegar al millón de euros, ha indicado el conseller, que no ha especificado el nombre del campo de golf ni el tipo de sanción.

Ha apuntado que entre las infracciones está la falta de autorización, el uso del agua potable en lugar de regenerada, así como el impacto medioambiental que produce.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.