El obispo Taltavull releva a Salinas en Mallorca como pastor “ni exclusivo ni excluyente”

El obispo auxiliar de Barcelona, Sebastià Taltavull, que hoy ha sido nombrado por el Papa administrador apostólico del obispado de Mallorca, ha afirmado que ejercerá su labor “para todos, sin ninguna excepción, creyentes y no creyentes” y que quiere ser un pastor “ni exclusivo ni excluyente”.

En una rueda de prensa acompañado por el arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, y por el cardenal emérito Lluís Martínez Sistach, Taltavull ha eludido comentar los motivos que han llevado al relevo del hasta ahora obispo de Mallorca, Javier Salinas, acusado de mantener una relación sentimental con su secretaria.
[adrotate banner=”11"]

Sin embargo, Taltavull (Menorca, 1948) ha confesado que le une a Salinas una gran amistad “de toda la vida” y ha dicho: “soy incapaz de juzgar y creo que no hemos de hacerlo, el Papa ha aceptado su renuncia y hemos de atenernos a ello, ser respetuosos y humanos”.

Taltavull, que tiene desde hoy todas las atribuciones de un obispo para regir la diócesis de Mallorca hasta el nombramiento de un nuevo obispo para la isla, también ha remarcado que la Iglesia debe agradecer a Salinas su trabajo en la renovación de la catequesis y ha considerado que hizo un buen trabajo como obispo en las diócesis en que estuvo destinado.

El arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha dicho sobre el caso Salinas que “todos tenemos virtudes y defectos” y ha dicho desconocer la labor que ha hecho en Mallorca porque: “quizá soy el único español que no he estado nunca en Mallorca, aunque espero que ahora el obispo Sebastià me invite a ir a comer una ensaimada”.

Omella si ha dicho que conoce a Salinas porque ambos están en la Conferencia Episcopal Española y que le parece “un hombre excelente”.

Tanto Taltavull como Omella y Sistach han agradecido al papa Francisco que se haya fijado en el obispo auxiliar de Barcelona para concederle esta nueva responsabilidad.

Taltavull, que compaginará su nuevo cargo de administrador apostólico de Mallorca con el de obispo auxiliar de Barcelona, ha enviado hoy una carta de saludo a su nueva diócesis en la que dice que acepta el encargo del Papa “con todo el amor que soy capaz, pero también con el miedo de tener que responder a los retos que en estos momentos se nos presentan”.

El obispo auxiliar de Barcelona, considerado uno de los más próximos de España a los postulados del Papa Francisco, ha señalado que la “Iglesia tiene que estar al servicio de los más necesitados” y que el “objetivo ha de ser el bien común, la dignidad de las personas, una convivencia más justa y mas auténtica, arraigada siempre en la realidad de cada lugar”.

“No somos una entidad privada que se recluye en ella misma, sino que queremos ser esencia de transformación evangélica”, por eso, en su primer saludo a la comunidad mallorquina, Taltavull ha apostado por “anunciar el Evangelio a todo el mundo y no tanto a la discusión y entretenimiento enfermizo sobre cuestiones internas”.

El nuevo administrador apostólico de Mallorca ha señalado que su preocupación se encamina hacia “la educación, la sanidad, la falta de trabajo, el ámbito de los jóvenes y las familias, la indiferencia religiosa, las diferencias y la exclusión social, la violencia verbal y física, la preservación de los espacios naturales, el fenómeno del turismo, el compromiso político y la necesidad de diálogo constructivo”.

“Somos débiles, yo el primero, y en todo momento necesitaremos la ayuda del Señor y el apoyo mutuo como miembros de un mismo cuerpo donde nadie puede prescindir del otro”, señala Taltavull en su saludo a Mallorca.

“No quiero una Iglesia preocupada por ser el centro y que acabe clausurada en un lío de obsesiones y procedimientos”, ha indicado Taltavull, que ha dicho que acude a Mallorca con una “actitud sinodal”, es decir, para regir la diócesis conjuntamente, además de dedicar “un recuerdo afectuoso” a los anteriores obispos de Mallorca, Teodor Úbeda, Jesús Murgui y Xavier Salinas, “que contarán siempre con mi plegaria y afecto fraternal”.

Taltavull ha informado de que tiene previsto viajar a Mallorca el próximo viernes para presidir el sábado ya una eucaristía en la catedral de Palma y después reunirse con los diez miembros de Colegio de Consultores de la diócesis.

El domingo presidirá los actos religiosos de la Virgen de Lluc, patrona de Mallorca, y dedicará el lunes y el martes a conocer la diócesis y sus órganos “y ponerme a disposición de todos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here