7 Septiembre 2016

Cort prevé que el gasto en agua desalada ascenderá a 8,6 millones este año

por
Cort prevé que el gasto en agua desalada ascenderá a 8,6 millones este año

La elevada dependencia del agua de mar desalada hace que este año esté previsto destinar 8,6 millones a la adquisición de la misma, según datos del Comité de Sequía del Ayuntamiento de Palma que ha celebrado hoy su segunda reunión.

Durante la reunión se ha informado de la delicada situación de los recursos hídricos después en un verano en que se ha registrado un importante incremento del consumo de agua en la ciudad, ha informado el consistorio en un comunicado.

El consumo de agua ha aumentado un 2,3 % en julio, respecto al mismo mes del año pasado y un 10 % en agosto, debido a la elevada afluencia de turistas, el incremento del consumo y la falta de lluvia que ha derivado en un mayor consumo para riego.

Del agua consumida en julio, el 36 % ha sido desalada comprada, el 22 % de la potabilizadora de Son Tugores, un 8 % de pozos salobres, el 15 % de los embalses y el 19 % de s’Estremera y otros pozos.

El uso intensivo de agua desalada desde febrero ha permitido garantizar el suministro de agua a la población, según el comité de sequía, que continuará con este uso en los próximos meses, ya que entre las líneas de actuación a partir de ahora destaca la propuesta de incrementar el uso de agua regenerada.

Los dos principales acuíferos han respondido bien a la reducción de su uso de manera que s’Estremera está a 110 metros, por encima de los mínimos alcanzados en 2001, y los salobres se mantienen estables.

La extracción de los embalses hasta el 28 de agosto se sitúa en solo 1.324.026 metros cúbicos, muy inferior a la del año pasado, de 9.693.825 metros cúbicos.

El comité ha informado de los datos de incremento de consumo de este verano, ha repasado las actuaciones previstas y las ya realizadas dada la situación de sequía, haciendo especial incidencia en las actuaciones que corresponden al propio Ayuntamiento ya EMAYA.

Ante la falta de lluvias, el alargamiento de la temporada turística y la merma de las reservas, se ha hablado de las próximas actuaciones en vista del previsible agravamiento de la situación de sequía.

Una de las líneas fundamentales de trabajo es potenciar el incremento del uso del agua regenerada para todos los usos aptos (riego, limpieza, bomberos, etc), por lo que se han redactado los proyectos para la dotación de agua regenerada a los lavaderos de vehículos de Son Pacs y Son Reus, por unos 170.000 y 17.000 euros respectivamente.

Además se ha elaborado un mapa indicando el ámbito de abastecimiento de agua regenerada para usos urbanos y limpieza de calles de las bocas de riego y carga de camiones que se encuentran distribuidas en la ciudad y se ha restablecido la línea de agua regenerada de Bellver, que estaba en desuso.

También se está trabajando para incrementar el uso de agua regenerada entre los consumidores privados.

También te puede interesar

One Response

  • No Money no partyes 07/09/2016 en 4:12 PM

    Peron o dicen en que invierten ese dinero si ya tenemos una desaladora que puede funcionar . 8 millonese en cloros y acidos para desalinizar o que? La noticia ests incompleta y da que pensar que huele a podrido

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.