La presentación del evento y los entrenamientos marcan la jornada en Mahón

Foto: EFE/David Arquimbau

Los entrenamientos de la flota de competición y la presentación del evento, a sólo veinticuatro horas de su comienzo, marcan la jornada de hoy de la 13ª edición de la Copa del Rey de Barcos de Época y Clásicos que reúne a casi medio centenar de embarcaciones de doce naciones en los campos de regatas del Club Marítimo de Mahón (Menorca).

Es la prueba ‘cumbre’ del Campeonato de España y todas las tripulaciones han estado preparando desde hace días sus embarcaciones para una competición que se presenta apasionante.
[adrotate banner=”11"]

La sala central del Club Marítimo de Mahón ha sido la sede, este mediodía, de la presentación oficial de esta edición cuya organización ha sido asumida totalmente por el club mahonés y las instituciones menorquinas.

La alcaldesa de Mahón, Conxa Juanola ha presidido el acto junto a al director general de Projecció Econòmica i Esports del Consell Insular de Menorca, Miquel Company; el presidente del Club Marítimo de Mahón, Antonio Hernández, y el director de la Copa del Rey de Barcos de Época, Nacho Marra.

La Copa del Rey de Barcos de Época es la regata más importante de su categoría en España y una de las tres grandes referencias de su clase en el Mediterráneo. La organización confía en que la edición de este año sea “una de las mejores de la historia”. “El número de barcos participantes y su calidad así lo anuncian”, ha afirmado hoy Nacho Marra.

En los pantalanes del Cub Marítimo de Mahón, donde están los amarres de las embarcaciones, hay gran número de aficionados que están contemplando las embarcaciones que van a competir, la mayoría de ellas con esloras entre los 15 y 20 metros.

Llama la atención el impresionante ‘Xarifa’ maltés, un tres mástiles de 49 metros de eslora, botado en 1927, y el ‘Moonbeam of Fife’, un diseño del legendario William Fife III de 1903 y con 31 metros de eslora, las dos mayores unidades esta edición.

Destacan también, por su esmerada conservación y la pulcra uniformidad de sus tripulaciones, la unidades de la Mariba Militar italiana, encabezadas por el ‘Orsa Magiore’ de 28,30 metros de eslora, junto al legendario ‘Stella Polare’ (21,50 metros), el ‘Capricia’, el ‘Caroli’ y el pequeño ‘Chaplin’.

En la presentación de hoy sea ha rendido homenaje a las víctimas del terremoto que esta noche ha asolado el centro de Italia.

También brilla con luz propia el ‘Manitou’, la embarcación que perteneciera al presidente de Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy y el pequeño ‘Camí II’ de Pedro Mayor, un diseño de Nicholson de 1948 de 9,30 metros de eslora, la unidad más pequeña de esta edición, junto al ‘Cascabel’ (9,50 metros) de Pedro Luis Millet, medalla de plata en la clase 470, junto a Toño Gorosteguí, de los Juegos Olímpicos de Montreal 1976

Junto a todos ellos tres unidades de alta competición, debutantes en Mahón: el ‘Delphis’ argentino, de Daniel Sielecki, patroneado por el olímpico Martin Billoch. Es un diseño del italiano David Costaguta de 13,62 metros de eslora, botado en 1930 y que ganó la Illes Balears Clássics hace dos semanas.

El ‘Spartan’ (NY6), único superviviente de la legendaria clase NY50, diseñado por Nathanael Herreshoff y botado en 1915. Tiene una eslora de 21,94 metros y una manga de 4.48 metros y el ‘Kahurangi’, diseñado por Arthur Robb y botado en 1952 en Nueva Zelanda. Fue el buque insignia del New Zealand Royal Yacht Squadron y que es propiedad de José Luis de Miguel.

Todo está ya a punto en los campos de regatas del Club Maritimo de Mahón donde mañana se esperan vientos del este (Levante) de 7 a 9 nudos (12 a 16 km/h).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here