26 Julio 2016

Puro Beach asegura que la responsabilidad del vertido en Son Caios corresponde a EMAYA

Puro Beach asegura que la responsabilidad del vertido en Son Caios corresponde a EMAYA

La dirección del Puro Beach y Emaya se han enzarzado en una discusión sobre a quien cabe atribuir la responsabilidad en el vertido de aguas fecales que obligó a cerrar la playa de Son Caios.

A los pocas horas de producirse el vertido, EMAYA aseguró que la pérdida no provenía de la red de alcantarillado público y que sí provenía, por contra, del citado local, dictámen que el Seprona de la Guardia Civil pareció confirmar tras analizar lo ocurrido.

Situación que podría acabar en un expediente sancionador para el Puro Beach y que hizo reaccionar a su directiva para explicar su versión de lo ocurrido.

Así, la dirección del Puro Beach informó el pasado viernes mediante nota de prensa, que el local no tiene fosa séptica independiente y que el vaciado de la misma corresponde a EMAYA -no se realiza, por tanto, mediante camiones de un servicio profesional independiente-.

Para el director del Puro Beach, Matías Mut, el lugar donde se produjo la rotura está fuera del local y corresponde atribuir a EMAYA, por tanto, la responsabilidad de lo ocurrido. De hecho, explican en la referida nota de prensa, “el Puro Beach paga sus correspondientes facturas a EMAYA”.

 

Puro Beach ha explicado así su versión de lo ocurrido:

 

Tras las últimas informaciones publicadas por algunos medios de comunicación de Baleares sobre el cierre de la playa de Son Caios, desde Purobeach Palma queremos manifestar nuestra total repulsa a las acusaciones que se han escrito sobre nuestro establecimiento:

 

1.- Purobeach Palma se encuentra ligado a la red pública de alcantarillado del Ayuntamiento de Palma, de quien recibimos mensualmente los recibos que son puntualmente sufragados.

 

2.- Desde que el miércoles por la tarde se detectó la fuga de la red de alcantarillado, nuestro establecimiento ha actuado con responsabilidad y con la mayor rapidez para poder actuar y encontrar las soluciones necesarias, además de garantizar que ningún vertido llega al mar. 

 

3.- El mismo miércoles de madrugada se contrató un servicio de videocámara con geolocalizador para poder averiguar en qué punto de la canalización existen fisuras o roturas. Canalización que une el local Purobeach con el alcantarillado de esa zona de Palma; desde donde se han producido las filtraciones. 

 

4.- El vaciado de la fosa séptica de Purobeach Palma se realiza con la asiduidad que corresponde y de forma regular y automática. Nuestro establecimiento no dispone de un servicio externalizado de vaciado de la misma, ya que, está conectado directamente con el alcantarillado de Palma.  

 

Las acusaciones vertidas afirmando que la fosa séptica no se había vaciado son completamente falsas, puesto que nuestro sistema de bombeo funciona de forma correcta y con alarmas en el caso de que una bomba fallara. 

 

5.- Las cámaras que han realizado la grabación han mostrado que existe una fisura en el tubo que une la red de alcantarillado de esa zona de Palma con nuestro establecimiento. El escape, del que se acusa a Purobeach Palma, procede de esta tubería, que por la antigüedad y desgaste, ha sufrido una fisura en la misma. La causa no es por la falta de vaciado de la fosa séptica.  

 

6.- Desde hoy a las 10:45 horas la playa de Son Caios, en Cala Estancia, ha sido reabierta a los bañistas por el Ayuntamiento de Palma.

 

7.- Desde la dirección del centro se ha mantenido la máxima comunicación, en todo momento, con EMAYA y con Seprona. 

La predisposición por parte de nuestro local ha sido siempre la de buscar una solución rápida y que vele por los intereses de los usuarios, es por ello, que desde el miércoles por la noche la actuación ante este incidente ha sido inmediata. 

8.- Es muy lamentable que se lancen acusaciones sin contrastar y sin conocer las causas reales de los problemas, ya que el miércoles por la noche, ni EMAYA, ni Seprona ni Purobeach conocíamos los motivos reales del problema, lo que si sabíamos es que no se debían a un desbordamiento de la fosa séptica, que en caso de haber ocurrido hubiera inundado el local.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.