7 julio 2016

La recogida de trastos se endurece y prepara más vigilancia y más multas a los infractores

por
La recogida de trastos se endurece y prepara más vigilancia y más multas a los infractores

La ordenanza de residuos y limpieza de Palma, que se prevé estará modificada para actualizarla a la estatal a finales de año, prevé un incremento significativo de las multas leves, graves y muy graves, éstas últimas irán de los 45.000 a 1.750.000 euros.

La presidenta de Emaya, Neus Truyol, ha hecho un balance hoy de los primeros siete meses de funcionamiento del servicio de recogida de trastos en la ciudad y de los cambios en la normativa indicada; detalla en una nota de prensa la Empresa Municipal de Aguas y Alcantarillado.

El área de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal y Emaya trabajan para modificar la ordenanza que, en cuanto a sanciones, prevé un incremento de las cantidades en adaptación a la normativa estatal. En concreto, las sanciones leves, que actualmente se sitúan entre los 30 y los 300 euros, pasarán a ser de entre 100 y 900 euros; las graves, que ahora van de 300 a 900 euros, ahora serán de 900 hasta los 45.000 euros; y las muy graves, que actualmente están entre 900 y 45.000 euros, se situarán entre los 45.000 y 1.750.000 euros.

Emaya recuerda que las sanciones leves de hasta 300 euros podrán conmutarse por horas de formación y otras acciones como horas de trabajo para la comunidad, como ocurre actualmente.

En cuanto al nuevo sistema de recogida de trastos, Truyol ha destacado que frente al 35 % que se recogía con el anterior método, ahora se alcanza el 74 %, mientras se ha notado un importante incremento de la producción de residuos voluminosos, que en junio fue del 20 %, hasta sumar 550 toneladas en el mes.

El nuevo sistema, que comenzó en diciembre de 2015, consiste en asignar a cinco zonas de Palma un día de recogida en horario nocturno (entre las 20.00 y las 22.00 horas), mientras antes se solicitaba la recogida de trastos por teléfono (que se mantiene solo para personas con dificultades físicas), lo que suponía el 50 % de los recursos técnicos, económicos y humanos de Emaya, según la empresa.

En este semestre se ha detectado un 25,77 % de actos de incivismo, relacionados principalmente con el depósito de trastos en la calle en los días y horas no programadas de aparatos electrónicos y electrodomésticos que se deben depositar en puntos limpios. Además, también al abandono de escombros y materiales de construcción como sanitarios, que son las actuaciones que suponen las sanciones graves, y muy graves, como el vertido de residuos peligrosos (cartuchos de tinta), de materiales de construcción en cantidades elevadas, y el abandono y quema de neumáticos, entre otros.

En estos seis meses el servicio de inspección y vigilancia ambiental ha abierto 141 actos por infracciones, de las cuales se han cerrado 98. La mayoría de las infracciones son leves y se han multado con cantidades que oscilan entre 45 y 350 euros por el abandono de muebles; por hacerlo fuera del horario y día indicado.

Tras los primeros seis meses de funcionamiento, el ente municipal prevé introducir mejoras como la dotación de más recursos materiales y humanos, así como el incentivo de la educación ambiental entre la población; todo con el objetivo de reducir el número de residuos voluminosos y las malas prácticas.

Por ello se incorporaron la semana pasada tres nuevos vehículos, y uno satélite; ahora se podrán utilizar hasta 9 camiones cada tarde (antes 7), y el número de operarios se ha incrementado de 21 a 25.

A finales de año se dispondrá de nuevos vehículos para retirar los residuos que desbordan los contenedores, y entre el 18 de julio y el 30 de septiembre, ocho educadores ambientales trabajarán en la calle para informar a la ciudadanía sobre el servicio de recogida y otros asuntos relacionados.

Finalmente, se incrementará la vigilancia con más controladores ambientales y la Policía Local.

También te puede interesar

4 Responses

  • ¿Multarán a los ciudadanos que tiran la basura sin bolsas incluso escombros y a cualquier hora? En la calle Vinyes se pondrían las botas!

  • Desde que montaron el nuevo sistema este, que se han inventado la han cagado como se dice. Las nuevas cabezas pensantes que han hecho esta chapuza no se dan cuenta que antes por lo menos se llamaba y venían a recogerlo pero ahora la gente por desconocimiento de como tiene que funcionar el día de recogida y demás no lo sabe, y tampoco se preocupa. No han dejado ni carteles ni información. Lo único un anuncio en la radio que si lo escuchas bien y si no pues ya se verá. Emaya desde que se ha politizado va de mal en peor y los que entran para administrarlo son de cada vez más malos y nefastos, eso sí para multar y cobrar son todos muy buenos.

  • Que se vengan a Son Cladera. En los contenedores que dan a Camí d’en Mallol siempre hay trastos. Y al lado de las vías del tren debajo del puente que va a Aragón más de lo mismo. Muebles, colchones, basura por el suelo, escombros…

  • No quiera inducirnos, los contenedores estan hasta los topes la basura no cabe en ellos y las personas que dejan los trastos en la calle aunque los multen no las pagaran se lo digo yo ya que no tienen ni DNI

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.