El próximo pleno del Consell de Mallorca aprobará una línea de ayudas de 1,6 millones de euros de la que podrán beneficiarse los ayuntamientos que incorporen a sus flotas coches de propulsión eléctrica.

Según ha informado hoy la institución insular, cada ayuntamiento dispondrá de un máximo de 30.000 euros para la compra de coches eléctricos que se empleen en servicios municipales.

El conseller de Desarrollo Local, Joan Font, ha indicado que esta línea de ayudas supone un refuerzo de los programas de instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos impulsados por la Dirección General de Energía y Cambio Climático.

“Esta línea de subvenciones demuestra el compromiso de este Consell de Mallorca en la lucha contra el cambio climático, así como el compromiso con los ayuntamientos de la isla”, ha incidido Font

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.