La Playa de Son Caios (Palma) ha quedado cerrada al público después de que a medianoche de ayer se localizara un vertido de aguas fecales en una zona próxima al conocido “Puro Beach”.

Hasta el lugar se trasladaron dotaciones de la Policía Local de Palma, el Seprona de la Guardia Civil y técnicos de EMAYA quiense, tras revisar la zona, informaron de que la fuga no se correspondía al alcantarillado público y que todo indicaba que la misma provenía de un local privado.

El Seprona ordenó el cierre de la playa y colocó barreras para impedir el acceso a bañistas, cierre que se mantiene hoy.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.